En su intervención en el pleno, ha dicho que ha puesto a una institución, “que se pasó décadas tapiadas durante una dictadura, en peligro, y que haya pulverizado” contenidos del Estatut no recortados por el , sino refrendados por los catalanes, como el Consell de Garanties Estatutàries.

En el pleno de este martes, Puigdemont ha asumido “el mandato de que el pueblo de Catalunya se convierta en Estado independiente en forma de república” pero ha planteado al Parlament suspender unas semanas sus efectos en pro del diálogo, y Arrimadas ha sostenido que se trata de una declaración unilateral de independencia (DUI) “a plazos”.

“Una declaración de independencia suspendida, en diferido, sigue siendo una DUI a plazos”, y ha afirmado que esta declaración se estaba buscando por el Govern desde el inicio al margen de un referéndum que ella considera que no reconoce ningún líder político en la UE.

Para la líder de la oposición en Catalunya, la mayoría de catalanes se siente catalanes, españoles y europeos: “No sé cómo tiene de grande el corazón. En el nuestro caben las tres identidades y alguna más. No vamos a permitir que usted nos rompa el corazón”.