La diputada del Grupo Socialista Meritxell Batet ha pedido hoy a la vicepresidenta del Gobierno, que se ponga a trabajar junto con el Govern de la Generalitat “para encontrar un cauce político que solucione la cuestión de Catalunya”. La diputada ha señalado que los catalanes “se lo merecen, nos lo merecemos”, y ha recordado que los socialistas ofrecen la solución que llevan defendiendo hace años: la renovación de un acuerdo territorial mediante la reforma de la Constitución.

La diputada ha reprochado al Gobierno que lleve casi cinco años sin dar ninguna respuesta política al principal desafío político de España: la cuestión catalana. Durante este tiempo, no se ha abordado el modelo de financiación pendiente de renovación desde 2013; no se ha llevado a cabo ninguna Conferencia de Presidentes; no se ha convocado ninguna de las comisiones bilaterales con Catalunya, y el ha mantenido silencio ante los temas planteados por el Govern de Catalunya. “Es cierto que algo se ha empezado a mover, pero deben de incorporar, de una vez, a su actitud diaria, la pluralidad de este país”. El esfuerzo para recuperar el tiempo perdido “debe ser mayúsculo”, ha señalado, y esta legislatura “es una muy buena ocasión para acercar los dos Gobiernos y a las sociedades que representan o para rebajar la conflictividad”

Batet ha afirmado que el “no puede no tener una respuesta para Catalunya, para sus ciudadanos”, de la misma manera que el Govern de la Generalitat “no puede dejar a estos ciudadanos y ciudadanas sin voz ante los órganos del Estado”, como por ejemplo la Conferencia de Presidentes, a la cual el presidente de la Generalitat ya ha dicho que no acudirá.

Para la diputada, es necesario abordar la cuestión de fondo, “y para eso está bien haber pasado de una política de frentes a una de gestos, pero el auténtico cambio que hace falta es pasar a una política de hechos y de acuerdos”, ha señalado. Una política que requiere de amplísimos consensos, ha recordado, y en la que los socialistas llevan años trabajando. “Los ciudadanos de Catalunya necesitan soluciones ya”, ha explicado, porque “solo así se va a preservar lo que ustedes dicen querer, y que desde luego nosotros defendemos como es el derecho a convivir y el derecho a construir juntos un proyecto que vuelva a ilusionar”. Por todo ello, “es urgente pasar de parapetarse detrás de la CE y la Ley a utilizarlas como principal instrumento para hacer política, una política de diálogo, de negociaciones honestas y de consensos”.