Ante la retirada del V Plan Director de la Cooperación Española, tras ser rechazado por las organizaciones de la sociedad civil y las comunidades autónomas, la secretaria de Cooperación al Desarrollo, Belén Fernández, ha mostrado “su gran preocupación por la situación de la Cooperación Española” y ha denunciado “la inoperancia e incompetencia del gobierno por haber presentado un Plan con meses de retraso y sin estar consensuado, tal y como se había comprometido”.

“La reunión fallida de la Comisión Interterritorial de hoy demuestra que este Gobierno sigue a la deriva y con él la Cooperación Española”, ha asegurado Fernández, para quien el V Plan Director de la Cooperación Española del Gobierno supone “una enorme decepción, que tras seis años de deterioro debería afrontar un impulso acorde a la recuperación económica del país y a los retos que ha asumido España como actor de la comunidad internacional”.

Fernández denunció que el Plan Director es “un documento sin ambición política y sin marco presupuestario” y, por lo tanto, “no es el que necesita y merece la Cooperación Española para que nuestro país alcance en los próximos años el propósito de lucha contra la pobreza y la desigualdad”. Respecto a los recursos económicos, la responsable socialista criticó que el documento “no solo carece de marco presupuestario, sino que el texto recogido en el apartado correspondiente apunta a que no lo habrá”.

En este sentido, la responsable de Cooperación señaló que este V Plan Director debería ser “el de cambio de paradigma del desarrollo, una vez superada la dicotomía Norte-Sur del enfoque tradicional de cooperación y asumido el nuevo, que promueve la agenda de desarrollo sostenible, la agenda 2030”. “Dista mucho de ser el documento estratégico del cambio de paradigma que se necesita” y, a su juicio, refleja “la ausencia de liderazgo político que actualmente reina en el ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, convertido en un ministerio de corte técnico carente de visión política”, ha resumido.

Además, Fernández calificó de “hiriente” el tratamiento que se da a la cooperación descentralizada en este Plan. “Las comunidades autónomas y las entidades locales son administraciones , no son un actor más sino que han sido quienes han permitido sobrevivir a la cooperación, sobre todo gracias al esfuerzo de las comunidades autónomas con gobiernos socialistas”.

En definitiva, “este V Plan Director no es el que necesita y merece la Cooperación Española“ que “se encuentra en una profunda crisis, en su momento más precario tras el desmantelamiento del que ha sido objeto por la llegada al , con una reducción de recursos de hasta el 72%, que asciende al 90% en el caso de la acción humanitaria, situándola en niveles de la década de los 80 del siglo pasado”. “Un proceso de deterioro de la Cooperación Española que culmina con el Plan Director presentado ahora”, ha concluido.