La presidenta del de la Comunitat Valenciana, , ha afirmado hoy que el Partido Popular “es el partido del pacto del agua”, y ha señalado que el memorándum del Tajo-Segura “es un ejemplo de cómo todas las comunidades afectadas y con intereses distintos supieron ceder para llegar a un acuerdo y que el sureste español tuviera el agua necesaria, manteniendo los caudales ecológicos y generando riqueza y empleo”.

Bonig se ha pronunciado así tras el encuentro mantenido esta mañana con el presidente de la (AVA), , y su directiva, un encuentro en el que se han abordado los problemas del sector y al que también han asistido los portavoces de Agricultura y Medio del PPCV en Les Corts, y .

La presidenta del PPCV ha manifestado su preocupación “por el sectarismo y el dogmatismo que se ha instaurado en el , que no cumple con el memorándum”. Así, ha recordado que llevamos ya dos acuerdos “donde no se está respetando los acuerdos de la Comisión técnica, donde solo hay trasvase para el consumo humano pero no para la agricultura, y si eso continúa así será la muerte de la agricultura y de un potencial económico y de una forma de vida de miles y miles de familias de España”.

Bonig ha indicado que los populares no quieren judicializar los trasvases, y ha señalado que “quien ha abierto esta guerra es , presidente de -La Mancha y ante la pasividad de Ximo Puig tuvimos que salir para que recurriese como han hecho y ”. La presidenta del PPCV ha explicado que el presidente de la Diputación de , , ha creado la Mesa del Agua invitado a y y que se invitará también a la Diputación de . “Creo que es bueno que vayamos todos de la mano, aquí no se trata de ir en contra de Castilla-La Mancha, sino de repartirnos todos y llegar a un equilibrio para que todos ganemos”, ha manifestado.

AYUDAS QUE NO LLEGAN

Por otra parte, Bonig ha señalado que el Gobierno de Sánchez y el Consell de Puig “están castigando al sur de la Comunitat Valenciana”, y ha mostrado su inquietud por el anuncio de ayudas que no llegan. “No llegan las ayudas de la DANA que prometieron, no llega el agua del Tajo-Segura y no llegan las infraestructuras hidráulicas necesarias. Es algo muy serio”, ha indicado. “Este es un gobierno de anuncios y de poca gestión y se ve la nula gestión en materia agraria. Hace dos años hubo una helada importante en la zona de La Ribera en la que se prometieron ocho millones de euros de ayudas por el caqui y no se ha cumplido. No ha llegado nada, Y ya veremos qué ocurre con las ayudas a la Vega Baja”.

Bonig ha exigido “presencia de la administración valenciana, ayudas y alternativas”, y ha manifestado que los agricultores “se quejan porque dicen que se sienten abandonados por la administración”.