El ministro de Asuntos Exteriores, , ha denunciado este miércoles que un diputado de ERC que él no supo identificar le ha escupido al pasar por delante de él en el hemiciclo del Congreso y ha elogiado la actuación de la presidenta de la Cámara, , quien ha expulsado del Salón de Plenos al portavoz adjunto de la formación independentista, .

“Cuando salía una línea de diputados que acompañaban a Rufián, uno de ellos se ha girado y me ha escupido”, ha relatado Borrell, quien ha admitido no saber identificar al autor del “escupitajo”. En las imágenes captadas por las Cámaras del Congreso se aprecia que quien se gira hacia el ministro al pasar por delante de su escaño en el ‘banco azul’ es .

Tras apuntar que “esas cosas no deberían pasar”, Borrell ha alabado la actuación de Pastor quien, a su juicio, “ha controlado muy bien la situación haciendo y diciendo lo que ha dicho”. “Yo he sido presidente del y, ciertamente, allí no se tolerarían comportamientos como éste”, ha añadido el ministro.

NO HACER DE ESTO UN CENAGAL

Respecto a la decisión de la presidenta de retirar del Diario de Sesiones los términos ‘golpista’ y ‘fascista’, Borrell se ha limitado a comentar que esas palabras no se deberían utilizar en debate políticos en los que “hay que guardar el respeto”.

“Se puede ser todo lo crítico que se quiera, pero el insulto permanente como único argumento hay que desterrarlo de la Cámara, los españoles nos pagan para que debatamos, no para que convirtamos esto en un cenagal”, ha apostillado.

En este punto, ha argumentado que su utilización de la palabra “estiércol” en el debate con Rufián es “despectiva”, pero no un insulto. “Hablar de una mezcla de serrín y estiércol es una forma de descalificar lo que se dice, no es un insulto personal”, ha remachado.

ERC LO NIEGA: “ES FALSO Y LO SABE”

Por su parte, Esquerra Republicana (ERC) ha negado que uno de sus diputados haya escupido al ministro. Así lo ha puesto de manifiesto el portavoz parlamentario de ERC, Joan Tardà, en rueda de prensa en el Congreso, donde ha desmentido las palabras del ministro Borrell denunciando el escupitajo. “Es falso y lo sabe”, ha replicado Tardà, quien ha reclamado a los servicios del Congreso que “de inmediato” pongan a disposición de los medios de comunicación esas imágenes y quien, además, ha pedido al titular de Exteriores que “rectifique”.

En las imágenes que el Congreso ha ofrecido de la salida de los diputados de ERC del Salón de Plenos, se observa cómo uno de ellos, Jordi Salvador, gira la cara hacia el ministro en un ademán de escupirle, una actitud que Borrell le ha recriminado.

Pese a que los periodistas han lanzado preguntas directas al diputado en cuestión, Tardà no le ha dado la palabra en la comparecencia ante la prensa y ha respondido en todo momento por él para insistir una y otra vez en que ningún parlamentario de ERC había escupido a Borrell.

“Es muy lamentable que se nos pueda acusar algo que no hemos hecho y que no es nuestro proceder”, ha dicho Tardà, apuntando que quizá también Borrell debería aclarar por qué ha convertido el giro del a cara del diputado Salvador en un “escupitajo”.

Dicho esto, Tardà se ha reafirmado en que ERC seguirá llamando “fascista” a todo aquel que se dirija a ellos como “golpistas”, como hizo este martes el presidente de Ciudadanos, , y han continuado este miércoles desde el PP y Ciudadanos. “No se puede acusar a un partido democrático de golpismo sin prueba alguna”, ha indicado.

Aunque ha dicho compartir “al cien por cien” el llamamiento a la calma del presidente de su partido, , Tardà ha justificado su decisión de llamar “fascista” a quienes les tilden de “golpistas” porque llevan meses “soportando insultos” y tienen derecho a defenderse.

“No podemos más. No vamos a aceptar que se banalice el concepto de golpista cuando centenares de miles de personas han sufrido mucho las actitudes criminales de los golpistas”, ha argumentado, apuntando que “ya es hora” de que acabe esta escalada de insultos hacia ERC y reclamando el amparo de la presidenta del Congreso para evitar nuevas descalificaciones.

Preguntado sobre si ERC se plantea también cambiar sus formas en aras de un buen ambiente en el Congreso, Tardà ha respondido que ellos no suelen calificar a las personas, sino el funcionamiento de las instituciones, al contrario de lo que, ha denunciado, ha hecho Borrell este miércoles con Rufián. “Es un matiz muy importante”, ha comentado Tardà, quien negado que vayan a abandonar el Congreso porque “nunca” abandonan sus responsabilidades.

En su duelo parlamentario de este miércoles, Rufián ha calificado a Borrell como “el ministro más indigno de la democracia”, y éste le ha respondido lamentando que no vaya al Congreso a debatir, sino a verter “una mezcla de serrín y estiércol”, que es “lo único que sabe hacer”.

LA MESA DEL CONGRESO ANALIZARÁ LA POLÉMICA

La Mesa del Congreso analizará en su próxima reunión la polémica del escupitajo, según confirmaron fuentes parlamentarias.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha pedido la grabación de las imágenes de la sesión plenaria de este miércoles con objeto de analizar este episodio por si la Mesa del Congreso debe tomar alguna medida adicional.

El Reglamento del Congreso establece que los diputados “están obligados a adecuar su conducta al reglamento y a respetar el orden, la cortesía y la disciplina parlamentaria” y que podrán ver suspendidos sus derechos y deberes si violan esas normas de disciplina parlamentaria.