En la presentación de estudio “Mujeres en la Economía Digital en España 2018”, elaborado por DigitalES, para la Digitalización, la vicepresidenta ha explicado que en nuestro país los hombres doblan cuantitivamente en formación digital a las mujeres, “un claro déficit en la orientación educativa de las niñas” que el Gobierno está abordando en el marco del debate del modelo educativo.

Según los datos que recoge el estudio, en 2020 habrá 500.000 puestos sin cubrir en el sector tecnológico, una realidad que tiene que ser abordada también con perspectiva de género, “que es una perspectiva de justicia”. Calvo ha asegurado que la legislación en materia de igualdad es obligada en cualquier democracia porque restituye derechos de las mujeres: ciudadanas, trabajadoras, contribuyentes y quizá, en el uso de su libertad, madres” y ha apuntado que la Estrategia España Nación Emprendedora en la que trabaja el Gobierno tendrá como uno de sus principales focos la brecha digital de género.

La vicepresidenta ha afirmado también que “el gran reto de la democracia es el equilibrio y la igualdad de la realidad que la conforma, la igualdad entre hombres y mujeres” y ha añadido que “nuestro país necesita formación cívica en los valores constitucionales. No hay más revolución que la democracia. No hay más postura revolucionaria que sostener la democracia, profundizar en la democracia y mantener las democracias en el mundo”.

Para finalizar, Calvo ha dicho que “España se puede permitir tener confianza y esperanza en un presente que va rápido pero también en una sociedad absolutamente vibrante, donde la inmensa mayoría transitamos en el equilibro y en la concordia, frente a quienes se sostienen en la nostalgia o en los extremos”.