Pese a que la delegación del Govern catalán no la forman exclusivamente miembros del autonómico sino también diputados de ERC y Junts en el Parlament catalán, además de asesores, Calvo ha restado trascendencia a este hecho que no se ajusta a la literalidad del acuerdo suscrito entre el PSOE y ERC, que hablaba de delegaciones del y el Govern catalán.

En la rueda de prensa posterior al , Calvo ha reiterado que “lo importante” es que las dos delegaciones se sienten porque “sólo se puede avanzar empezando”. “El Gobierno está convencido de la utilidad de iniciar una vía de diálogo para solucionar un conflicto que lleva demasiado tiempo enquistado”, ha añadido la portavoz, .

Aunque se le ha preguntado expresamente por ello, la vicepresidenta ha evitado aclarar cuál es el orden del día pactado para la reunión fijada a partir de las 16.30 horas de este miércoles en el Palacio de La Moncloa. Según ella, “el mejor orden del día” lo representa la “claridad de las posiciones antagónicas” que defienden las dos delegaciones en cuestiones como el ejercicio del derecho de autodeterminación o la amnistía para los presos del ‘procés’.

En este sentido, ha hecho un llamamiento a aparcar esas posiciones no compartidas para permitir que pueda haber avances en otras cuestiones, como en las 44 propuestas que el presidente Pedro Sánchez le planteó al president Quim Torra en su entrevista del 6 de febrero pasado en .

Calvo también ve necesario hacer una “reflexión” de cómo se ha llegado hasta aquí. Sin obviar que el independentismo catalán “llegó a una vulneración importante” de la ley, también ha señalado otro culpable: la “herencia” recibida del PP, que actuó con “desidia”, “falta de diálogo” y llevando a los tribunales decisiones que debía haber resuelto antes la política.

“Se dijo durante mucho tiempo que en Cataluña el independentismo crecía porque había la callada por respuesta, la desidia, cuando no incendiar un poco más las posiciones extremas de las que se han beneficiado algunos en la política española. Este Gobierno representa justo lo contrario de eso, la capacidad de encontrar respuestas”, ha subrayado.

LA SOCIEDAD QUIERE CONVIVENCIA

Y es que según el diagnóstico hecho por Calvo, la sociedad catalana está “cansada” de una situación a la que no ve más salida que la de la convivencia. Y no sólo dentro de Cataluña, también dentro del país, mucha gente encuentra “muy constructivo y necesario” que frente a este tipo de situaciones el presidente del Gobierno y el de la Generalitat se sienten a hablar.

Tampoco ha aclarado Calvo quiénes representarán al Gobierno español en las siguientes reuniones que seguirán a la que mañana presidirán Sánchez y Torra, teniendo en cuenta que Torra y Aragonés han condicionado su futura asistencia a que se vayan a acordar cuestiones de calado. Ésa será una decisión que tome el presidente Sánchez, se ha limitado a contestar.