debe abrir una Comisión de Investigación sobre las injerencias rusas que tienen como objetivo desestabilizar a los estados miembros para debilitar a ”, ha afirmado el eurodiputado. Cañas ha hecho estas declaraciones después de conocer que la española ha abierto una investigación sobre los movimientos de espías rusos en Cataluña tras constatar la policía la presencia de miembros de una unidad militar de élite especializada en operaciones de desestabilización en Europa.

“No es la primera vez que se identifican actividades rusas de desestabilización en los países europeos”, ha subrayado Cañas. El eurodiputado ha señalado que en noviembre de 2017, el Comité de Inteligencia del Senado de EEUU, al hilo de la investigación de la trama rusa en las elecciones presidenciales norteamericanas, determinó que Rusia interfirió en las elecciones francesas y alemanas, y también en el proceso separatista catalán. El , a través del East Stratcom Task Force, detectó a finales de 2017 la injerencia rusa en relación con la crisis catalana.

“En el pasado mes de mayo, los servicios secretos alemanes”, ha añadido, “se mostraron ‘preocupados’ ante el apoyo ruso al separatismo catalán tras recibir información muy convincente de otros servicios de información europeos”. En su comunicación al Ejecutivo comunitario registrada esta tarde, Cañas ha recordado que “el Parlamento Europeo ha alertado en numerosas ocasiones sobre los intentos rusos de desestabilizar nuestras democracias para debilitar a la Unión Europea”. En este sentido ha reclamado “medidas extraordinarias para luchar contra las injerencias rusas en los procesos políticos y electorales de los Estados miembros”. Asimismo, el eurodiputado de Cs propondrá la creación de una comisión de investigación sobre la injerencia rusa en la política interna y los procesos electorales de los estados miembros.