“Hoy es un día importante para la profesión enfermera”, ha comentado María Luisa Carcedo respecto a la aprobación del decreto, “pero sobre todo para el Sistema Nacional de Salud porque hemos aprobado un decreto que regula un asunto con varios años de recorrido y que se ha conseguido aprobar gracias a acuerdos en varios ámbitos”.

La ministra ha destacado que la norma es el fruto del pacto entre la Mesa de la Profesión Enfermera y el Foro de la Profesión Médica, lo que representa “el punto de anclaje fundamental”, pero también de otros previos en la Comisión de Recursos Humanos del Consejo Interterritorial del y de la Comisión Permanente de Farmacia.

María Luisa Carcedo ha indicado que “hoy es un día histórico, de celebración, y quiero felicitar y agradecer al personal de enfermería su trabajo cotidiano”, a quienes se ha referido como “el alma de la continuidad en la atención y los cuidados a las personas”. La ministra también ha tenido palabras para la profesión médica y el conjunto de trabajadores del SNS, “aunque hoy especialmente quiero felicitar al personal de enfermería”.

Competencias concretas y seguridad jurídica

La norma concreta las competencias de las enfermeras y los enfermeros en la indicación, uso y autorización de dispensación de determinados medicamentos y productos sanitarios.

De esta forma, se aporta seguridad jurídica al manejo de medicamentos que el colectivo de enfermería usa en su desempeño asistencial habitual (como son las vacunas, por ejemplo) a fin de garantizar la continuidad asistencial y la seguridad de los pacientes.

El real decreto, que sienta sus bases en la colaboración entre las profesiones médica y enfermera, permite a las y los enfermeros indicar y autorizar la dispensación de determinados medicamentos de acuerdo con lo que se establezca en los protocolos y guías de práctica clínica y asistencial, que se fijarán en la Comisión Permanente de Farmacia, ya creada.

El nuevo real decreto resuelve las divergencias de interpretación surgidas en la aplicación del real Decreto 954/2015 respecto a los ámbitos competenciales de las profesiones médica y enfermera, especialmente en lo que respecta a la autonomía de la profesión enfermera en el ámbito de su trabajo.

La norma recoge los aspectos registrados en el acuerdo que alcanzado en el seno del Foro de las Profesiones Sanitarias para la modificación del Real Decreto 954/2015. Este pacto sentó las bases de las correcciones a introducir en el real decreto modificado gracias al pacto acordado entre los representantes de la profesión médica y enfermera.

Además de estos cambios, el real decreto también incorpora otras modificaciones derivadas de la necesidad de adaptarse a las recientes sentencias del que resuelve distintos conflictos de competencia planteados.