La vicepresidenta primera del Gobierno, , ha sostenido hoy en su primera comparecencia en el que “no hay una sola definición de España ni una sola interpretación de la Constitución”.

Así lo ha afirmado esta tarde, durante su intervención en el Parlamento para presentar los objetivos del , Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática que preside. Allí, la vicepresidenta primera ha hecho también un llamamiento a las formaciones políticas a hacer “autocrítica” respecto de lo que ha representado la política hacia de los últimos 10 años.

En su opinión, ésta debe ser la Legislatura en la que tendrán que “hablar todos y de todo” y ha reivindicado que “no hay más que una manera” de solucionar el conflicto con el independentismo catalán y ésta pasa por “encontrar caminos acordados, seguros en lo jurídico y legítimos en lo político, no hay más”.

Así, ha defendido el diálogo que se dispone a entablar sobre el “conflicto político” el con el catalán porque se trata de hablar “con otros compatriotas”, muchos de los cuales, ha indicado, “votan proyectos independentistas”.