“Antes de las elecciones, en el PSOE eran los más garantes de la Constitución, ahora se bajan los pantalones ante las exigencias del separatismo”. Así lo ha dicho el presidente del grupo de () en el Parlament de Catalunya, , quién ha hecho un “llamamiento” al presidente del gobierno en funciones, , “para que no descuide el constitucionalismo”. El líder de la oposición en Cataluña asegura que “no tiene por qué hacer pactos con los que quieren liquidar nuestro país o con la radicalidad que supone Podemos” y recuerda que el líder socialista “antes de las elecciones, veía crisis de convivencia en Cataluña” mientras que “ahora, para agradar a sus posibles socios de gobierno, habla de crisis política”. “Es entrar en el marco separatista” ha dicho tras visitar la y Desarrollo ABD, acompañado de la diputada y portavoz en la comisión de Afers Socials, Noemí de la Calle

Carrizosa también ha insistido en la voluntad de “llegar a un pacto por Cataluña” con el PP y el PSC “para afrontar los desafíos del movimiento separatista y su derivada” como es “la desviación de recursos públicos de lo que importa a los catalanes”. El objetivo es, según el líder naranja, “marcar unos mínimos en los temas sociales”.

En este sentido, el presidente del grupo de Cs ha anunciado la presentación de una “ley de medidas urgentes contra la pobreza energética” para “reducir la burocracia para solicitar ayudas y racionalizar el consumo energético”. Carrizosa ha alertado de que el riesgo de pobreza en Cataluña ha subido un 22% durante la presidencia de Quim Torra y ha lamentado que, con la anterior ley contra la pobreza energética aprobada en 2015 en el Parlament, el Govern “de los 5 millones de euros destinados en las partidas presupuestarias, solo se gastó un millón”.