Parlament de Catalunya, miércoles 23 de enero de 2019. “El actual Govern es el ejemplo de los populismos que están asolando el mundo”. Así lo ha dicho el portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Parlament, , interpelando al Govern sobre las consecuencias del proceso separatista para los catalanes. Carrizosa ha explicado que el actual Govern cumple con los parámetros que se engloban dentro del populismo alegando que “rechazan la Constitución, niegan la legitimidad de los adversarios políticos, incluso llamándoles ‘bestias’, y toleran y fomentan la violencia diciendo que los CDR’s aprieten y abrazándose con Otegi”. El portavoz ha afirmado que “menos mal que la protección de derechos y libertades descansan en el Estado, porque la Generalitat ya ha amenazado con poner multas o han intentado evitar manifestaciones a los que piensan diferente”.

El portavoz naranja ha criticado que los líderes separatistas “quieran escribir la sentencia del juicio del ‘procés’ desde la sede de ERC” y ha lamentado que “cuando no se respeta la democracia y dicen que no acatarán las sentencias judiciales, hacen lo mismo que han hecho otras dictaduras y regímenes en el mundo”. Además, ha señalado que, a pocas semanas del inicio del juicio, “intentan vender que es un juicio político y que los plenos del 6 y 7 de septiembre de 2017 y la aprobación de la DUI no ocurrieron”.

Carrizosa ha lamentado “la ruptura de la convivencia desde que empezó el golpe a la democracia en el Parlament” y ha denunciado que “desde la ruptura de la legalidad, se han registrado muchos más delitos de odio, amenazas y ataques xenófobos y supremacistas”. “Es una vergüenza que en el último año se haya vulnerado 300 veces las leyes en el Parlament”, ha sentenciado el diputado, y ha señalado que “llevamos ya 16 meses de locura separatista en las instituciones catalanas”.

“Intentaron instaurar una república carente de garantías democráticas”, ha denunciado Carrizosa, y ha afirmado que el Govern “está solo como la una cuando intentan vender la imagen de que en España están oprimidos”. “Dicen que están oprimidos mientras no paran de crear chiringuitos y nuevos altos cargos que cobran 120.000€ anuales”, ha señalado y ha recordado “por mucho que intenten tergiversarlo, la realidad es que España es de los pocos países considerados como una democracia plena por medios de prestigio internacional como ‘The Economist”.