El líder del , , ha dado su apoyo al jefe del Ejecutivo, , para prorrogar el estado de alarma hasta el 11 de abril, pero lo ha hecho entre duras críticas. Así, le ha acusado de “ineficacia” y de “negligencia” por no actuar antes, suspendido eventos multitudinarios como las manifestaciones del 8 de marzo.

En su intervención en el Pleno del Congreso, Casado ha afirmado que la intervención de Sánchez le ha dejado “más preocupado” y le ha recalcado que el país no está “para más mítines ni manuales de resistencia” sino que los españoles necesitan “soluciones”. “España está de luto y esto, señor Sánchez, no va bien”, le ha espetado, tras recordar las últimas cifras de fallecidos y contagiados.

El presidente del PP ha afirmado que los españoles están cumpliendo con los sacrificios pero el Gobierno no está “respondiendo a la altura de los esfuerzos”. Un día más se ha quejado de la falta de material sanitario y ha dicho que, dado que el Gobierno reconoce que están en una guerra, los soldados no van a la guerra “sin cascos, chaleco o munición” como ocurre ahora ante la falta de mascarillas o respiradores.

“ES UN ESTADO DE EXCEPCIÓN”

Casado ha dicho que el propio ministro de Sanidad, , ha reconocido que finales de febrero fue clave en la expansión del virus en España, cuando aún había programados eventos y actos multitudinarios, y le ha echado a Sánchez que él no lo haya reconocido ni “pedido perdón” por una “negligencia tan grave”. “Tiempo habrá de pedir responsabilidades. No lo voy a hacer ahora”, ha añadido.

Finalmente, ha asegurado que su partido no ha presentado enmiendas a la prorroga del estado de alarma porque están en realidad en “un estado de excepción” pero ha dicho que “aún así votarán a favor por sentido de Estado y lealtad institucional”. Además, ha propuesto que las banderas oficiales ondeen a media asta mientras dure la pandemia, un funeral de Estado y un monumento en el centro de .