El líder del PP, , ha constatado en su reunión este lunes con el candidato a la investidura, el socialista , que éste no está dispuesto en ningún caso a romper su acuerdo con Unidas Podemos a cambio de lograr la abstención del PP para facilitar la formación de Gobierno. Por eso, le ha trasladado el ‘no’ de su partido pero le ha dicho que tiene otras “alternativas” para no depender de los independentistas.

“Nadie en España entendería que el PP facilite un Gobierno con los comunistas de Podemos”, ha afirmado rotundo el líder de los ‘populares’ en una rueda de prensa en el Congreso al término de su primer encuentro con Sánchez desde las elecciones del 10 de noviembre que ha durado apenas 45 minutos y en el que los dos ha posado con gesto serio.

Casado ha informado de que la única oferta que el socialista le ha planteado ha sido la de una abstención del PP para facilitar que se ponga en marcha el Gobierno de coalición con Podemos con Pablo Iglesias como “vicepresidente”, algo que casi considera “un insulto”.

Según ha explicado, le ha preguntado a Sánchez hasta “cinco veces” si ésta era la única oferta que estaba dispuesto a plantearle al PP y el dirigente socialista, según su versión, ha respondido que no hay otra propuesta. “Para este viaje no hacían falta alforjas”, se ha quejado.

SÁNCHEZ BUSCA UNA “COARTADA”

El líder ‘popular’ está convencido por tanto de que Sánchez está instalado en el “no es no a cualquier alternativa que suponga romper con Podemos”, por lo que el acercamiento de este lunes al PP no es otra cosa que un “simulacro”, según ha agregado.

Es más, el dirigente ‘popular’ sospecha por tanto que Sánchez está intentando que el Partido Popular sea una “coartada” a una decisión “libre y voluntaria” que tomó la misma noche electoral de pactar con Podemos.

Además, ha subrayado que Sánchez quiere el apoyo de ERC a su investidura dado que lleva un mes con un “despliegue electoral y mediático” para “blanquear” a los independentistas. “Sánchez solo está esperando el certificado que venga desde la cárcel para sacar un acuerdo que libre y voluntariamente ha elegido”, ha aseverado.

“Me ha ratificado que tiene que cumplir el acuerdo con Podemos firmado y el PP no puede abstenerse ante un Gobierno del PSOE y de los comunistas”, ha dicho, para añadir que sería “letal” para España y un “suicidio” para su formación. Según ha agregado, su “responsabilidad” es liderar la oposición a ese Gobierno desde el Parlamento.

Casado ha intentado explicar su posición contraria a facilitar la investidura y ha admitido que “a lo mejor se entiende mal” en la opinión pública. Sin embargo, ha insistido en que el PP no puede ser “coartada” porque éstas al final “se descubren y los decorados de cartón piedra se caen”.

TIENE MÁS ALTERNATIVAS

Casado ha “dejado claro” a Sánchez que tiene “más alternativas” en la investidura para no depender de los independentistas, como explorar el apoyo de Ciudadanos —como hizo en 2016 con Albert Rivera con el ‘pacto del abrazo’— y el de Navarra Suma.

Además, ha subrayado de nuevo que el PP estaría dispuesto en ese caso a facilitarle la gobernabilidad con acuerdos en temas clave y pactos de Estado. Entre esos acuerdos, ha citado los presupuestos, el “desafío” en Cataluña, la gobernabilidad en Navarra o pactos como las pensiones, el reto demográfico, la educación o la reforma de la ley electoral.

Sin embargo, ha dicho que Sánchez no quiere “evitar” ese pacto con los independentistas y ha recordado los pasos que ha ido dando el PSOE en estos últimos 16 años, desde que firmó el pacto del Tinell. “Es Sánchez el que ha elegido y sigue en el ‘no es no’ al PP”, ha abundado.

Casado dice que tiene la sensación de que Sánchez está “atrapado y en un callejón sin salida” y por eso el PP ha intentado darle una salida ofreciéndole estabilidad con pactos de Estado. No obstante, ha reiterado que el jefe del Ejecutivo en funciones pretender unir “su destino” a ERC.

“NO SE PUEDE DOMESTICAR AL TIGRE”

Ante esas negociaciones con los independentistas, el presidente del PP ha recriminado al PSOE que piense que puede “domesticar” y “cabalgar al tigre” dándole carne. “Al tigre no se le puede cabalgar porque no se va a hacer vegetariano y al final, el PSOE acabará devorado por los independentistas”, ha avisado, para añadir que lo que no se puede pedir al PP es que entre en “la jaula”.

Casado ha asegurado que el “problema” no es de ERC o de Bildu sino de Sánchez, que cree que esas formaciones son “socios homologables de coalición o de investidura”. De hecho, ha insistido en que Sánchez se está situando fuera de la Constitución en sus negociaciones con los independentistas y como lo prueban las conclusiones que ha aprobado el PSC en su congreso de este fin de semana.

“En un congreso del PSC se ha dicho que España es plurinacional y que hay una nación catalana. ¿Como se puede pedir al PP que participe de ese gobierno?”, se ha preguntado, para añadir que su partido lo que está haciendo es denunciar la “huida hacia adelante” de un PSOE uqe “ya no se reconoce ante el espejo”. “Por lo menos que no se nos pida que seamos cooperadores necesarios de esta deriva o palmeros”, ha apostillado.

RECHAZA LA “VÍA ARRIMADAS”

En cuanto a la oferta de la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, para llegar a un acuerdo entre PSOE, PP y Cs, que suman 221 diputados, Casado ha dicho no entender la “llamada vía alternativa” que proponen los naranjas y ha agregado que lo podían haber intentado tras los comicios de abril.

En cualquier caso, ha dicho que ha visto a Sánchez “cerrado” porque no se platea “romper el acuerdo con Podemos” y, por lo tanto, prevé que ese mismo mensaje trasladará a Arrimadas. Dicho esto, ha afirmado que él “no juega de farol” por respeto a los españoles y ha subrayado que esto “no es una partida de cartas”.

Finalmente, Casado ha reconocido que se va “más preocupado” que cuando entró a la reunión con Sánchez. “Lo tengo que lamentar como líder del PP, como contribuyente y padre de dos niños pequeños”, se ha quejado.