El presidente nacional del , , ha pedido hoy firmeza al PPE para evitar que los diputados independentistas que pretendan adquirir la condición de diputados europeos instrumentalicen las instituciones comunitarias “al servicio de una causa xenófoba, supremacista y excluyente”.

“No debemos permitirlo. El PPE tiene que seguir siendo tremendamente firme”, ha señalado el líder popular, quien ha destacado que “lo que se haga dentro de la ley podremos aceptarlo, pero no se pueden usar instituciones comunitarias para alentar procesos de ruptura social, económica, constitucional y de la propia ley”.

En esta línea, Casado ha advertido que “si se aceptan las tesis de ruptura territorial y de fractura legal que preconizan los independentistas en España, después vendrán Italia, Francia, Rumanía o Alemania” y que, por ello, el problema no es solo nacional sino también europeo.

Durante su intervención en la reunión del Grupo del celebrada hoy en en la que el dirigente popular ha recordado a las víctimas del terrorismo y calificado a la capital donostiarra como “tierra de paz y libertad”, Casado ha advertido sobre el resurgimiento en el siglo XXI de los mismos fantasmas del siglo XX que “ahora se disfrazan de modernidad”: el populismo y el nacionalismo.

MEJOR EUROPA FRENTE A MÁS EUROPA

Casado ha apostado, de cara al futuro, por fortalecer la UE y que esta recupere sus principios fundacionales, al tiempo que ha abogado por “hablar de mejor Europa y no de más Europa”.

Junto a ello, el presidente del ha reclamado una sola voz en Europa en materia de defensa de las fronteras, inmigración común y un papel relevante en conflictos internacionales, como en el caso de Venezuela, Cuba, o África.

Además, ha hecho un llamamiento para volver a la Europa de la prosperidad y ha invitado a hacer una reflexión para ver cómo se puede ser más competitivos y no estar al margen de la cuarta revolución industrial.

Por último, Pablo Casado ha apostado por “la ambición responsable de mirar al futuro y el orgullo de mirar al pasado” y ha recordado que el PP es el partido de las personas, que fomenta la creación de empleo o la lucha contra el cambio climático. “Tenemos que ver cómo Europa vuelve a liderar el mundo que nos necesita más que nunca”, ha concluido.