Destaca que el 26-A “España necesita más que nunca al ”. “Tenemos la oportunidad de no pasar de la Champions league a la ” y evitar la “faena” que Sánchez prepara a los españoles

Pide que el voto de centro derecha se concentre en el PP porque “hay partido” y “se ha demostrado que, aunque hubo más votos de los que no queríamos que Sánchez siguiera en La Moncloa, tuvieron más escaños porque fuimos desunidos”

Advierte de que, dependiendo de los resultados del próximo 26 de mayo, el decidirá pactar con los independentistas y con Podemos o “se tentará la ropa” a la hora de llegar a acuerdos

Denuncia el escrache que ha sufrido el PP y Ciudadanos en la Pradera de () y destaca que “ya hacen lo mismo de siempre”. “Vuelve el jarabe democrático, llevaban cuatro años sin acordarse. Les da igual que estuviera embarazada de 9 meses. En esto no hay colores”

Critica que la “justicia fiscal” del PSOE vaya a ser “la faena” de la que habla Sánchez y que ocultaron en campaña, la subida masiva de impuestos -26.000 millones de euros aunque lo considera insuficiente- y la presentación de los mismos presupuestos que no pudieron aprobar en el Congreso

Lamenta que el candidato socialista en Madrid, , hable ya de reinstaurar el impuestos de sucesiones, “el impuesto a los muertos”, anulando la bonificación y, además, implanten el fichaje de los trabajadores “para ver cómo meten un sablazo a las cotizaciones sociales”. “Las mismas recetas ruinosas de la izquierda”

Ante el veto anunciado de JxCat y ERC a la designación de Iceta como senador autonómico, recuerda que “no puede cabalgar a un tigre, porque los independentistas son insaciables y quieren destruís a España”

Señala que las declaraciones de Iceta de los últimos meses sobre los presos, la celebración de un referéndum o los indultos, revelan que no es la persona indicada para presidir la Cámara que puede tener que aplicar el artículo 155

Se muestra preocupado con la “limitación de derechos de oposición” que el le pone a en la en , “que es de todos”

Sobre la retirada de la Fragata española Méndez Núñez, considera que “no se puede jugar con los intereses del sector naval ni con el prestigio de España en el exterior”