El líder del PP, Pablo Casado, ha pedido este lunes a su partido mantenerse “firme y convencido” en el ‘no’ a Pedro Sánchez, al que ha definido como el “peor socialista de los últimos 40 años” que, además, “amenaza con volar” el sistema constitucional actual. Tras subrayar que se debe “respetar” esta decisión, ha criticado que el foco se ponga en el PP: “Este cínico eclipse moral tiene que llegar ya a su fin”.

De esa forma ha zanjado el debate abierto en las filas del PP estas semanas relativo a buscar salidas para salir del bloqueo político, con algunas voces que plantean incluso una abstención a Sánchez bajo condiciones, como la expresidenta de la Comunidad de , Esperanza Aguirre. Esta última considera que hay que “evitar a toda costa” que el Gobierno dependa de Podemos y los independentistas.

En su intervención en una reunión con los diputados y senadores del PP celebrada en el Congreso, Casado ha subrayado que Sánchez está “negociando la soberanía con defensores del terrorismo, delincuentes condenados en firme y golpistas que han cometido delitos de sedición” con el objetivo de lograr ser investido presidente del Gobierno.

Sin embargo, ha criticado que en esta tesitura “para algunos el problema” sea el PP. “Este cínico eclipse moral tiene que llegar ya a su fin. Hasta aquí podemos llegar”, ha proclamado, cosechando un fuerte aplauso de los suyos.

“ESPAÑA NECESITA QUE EL PP SIGA EN SU SITIO”

Casado ha señalado que se está pidiendo al PP que asuma “un dilema perverso”: “O aceptamos desaparecer voluntariamente como alternativa al socialismo haciendo presidente a Sánchez, o Sánchez nos amenaza con hacernos desaparecer llevando adelante una mutación del sistema de la mano de la izquierda y los nacionalistas”.

Sin embargo, Casado ha descartado de plano una vez más la posibilidad de que el PP pueda abstenerse para que Sánchez sea investido y ha resaltado que es un debate que “no admite retorno” y “no es reversible”. “Ni vamos a hacer presidente a Sánchez ni nadie va a cambiar el sistema por las bravas con la excusa de que no le hacemos presidente”, ha enfatizado.

Es más, ha recalcado que se “debe respetar” la decisión de “no hacer presidente al peor socialista de los últimos 40 años y bajo la amenaza de volar el sistema”. A su entender, España necesita del PP que “siga en su sitio”. “Por eso, mantengámonos firmes y convencidos de que somos la solución y no el problema”, ha proclamado.

EL PSOE NO HACE NADA QUE NO QUIERA HACER

Casado ha asegurado que el problema es que el PSOE no reclama ayuda “porque no está haciendo nada que no quiera hacer”. “Impulsa el proyecto político que quiere y lo hace con quienes ha decidido que sean sus socios”, ha manifestado.

En este punto, ha afirmado que siempre negociará con “lealtad y garantías” cuando “se le pida como se debe y para el bien de España”, pero ha dejado claro que “nunca” lo hará para “aceptar chantajes a costa de la soberanía nacional”. “Ni espada ni pared”, ha avisado.

“Sánchez no se va a comprar la presidencia al precio de la soberanía nacional, ni tampoco al precio de la destrucción de la alternativa democrática y moderada que representa el PP”, ha resaltado.

NEGOCIACIÓN CON ERC “REESCRIBIENDO” EL ARTÍCULO 2

La misma semana que se celebra el aniversario de la Carta Magna, el líder del PP se ha mostrado tajante ante cualquier modificación de “ingeniería política” que suponga una modificación de la Ley fundamental. “El PP asegurará que los españoles seguirán conservando intacto su derecho a decidir sobre cualquier cambio de la Carta Magna, y solo se cambiará por los procedimientos que acordemos todos”, ha indicado.

Tras afirmar que “el PP es, hoy por hoy, el único partido que tiene los dos pies en la Constitución”, ha acusado al PSOE de haber iniciado una negociación con ERC “reescribiendo unilateralmente” el artículo 2 a través del PSC.

Casado ha afirmado que el problema de España no es que falte democracia sino que “se negocia con aquellos que atentan contra la democracia”, en una “pretensión explícita de deshacer los consensos constitucionales”.

HACER YA QUE EL PSOE “SE RETRATE”

En su discurso, ha dado las gracias a los ciudadanos que les votaron el 10 de noviembre y que les ha permitido “recuperar” apoyos y contar con representación en todas las comunidades. En el caso de Cataluña, ha señalado que, en “pleno desafío a la legalidad y la Constitución”, el PP se ha convertido en el “primer partido de ámbito constitucionalista a día de hoy” a tenor de las “negociaciones” emprendidas por los socialistas.

Además, y “pase lo que pase en esta legislatura cuando eche a andar” —este martes se constituyen las Cortes—, el líder de los ‘populares’ ha pedido a sus parlamentarios que empiecen ya a hacer oposición para que el PSOE “se retrate”. A su entender, el PSOE está inmerso en un “revisionismo” que no es “simplemente ideológico” sino “político y utilitario”.

Casado ha lamentado que el PSOE en su conjunto siga a Sánchez, algo que, a su entender, se ha visto en la consulta a las bases, al tiempo que ha denunciado la “relación servil y sectaria” de la izquierda con el nacionalismo “desde hace demasiado tiempo”. De hecho, ha recordado que el PNV fue “decisivo” en la moción de censura contra Mariano Rajoy.