El presidente del , , ha asegurado hoy en que su partido quiere “tener voz en la política exterior porque el presidente del Gobierno, , no la está teniendo”. En este sentido ha adelantado que la próxima semana estará en Salzburgo en la cumbre previa al en la que podrá reunirse con otros dirigentes europeos.

Tras mantener una reunión con el presidente del (PSD), Rui Rio, Casado ha recordado que en cien días de gobierno socialista “hemos pasado de ser un ejemplo a empezar a ser un país con problemas por las incertidumbres económicas, la situación territorial y por la posición que tenemos en algunos asuntos de la agenda global, como el comercio internacional, la conculcación de las libertades públicas en países como Venezuela, Nicaragua o Cuba, o en aspectos como las migraciones”.

El presidente popular ha criticado la incertidumbre que han creado los anuncios en materia de subida de impuestos y de no cumplimiento con el déficit que ha hecho el Gobierno socialista y que el Partido Popular no comparte. “Queremos seguir en la disciplina presupuestaria y en la creación de empleo”, ha dicho. Por otro lado, el dirigente popular ha apostado por una “posición responsable y coordinada con el resto de países europeos” a la hora de afrontar el tema de las migraciones, “sin demagogias, con solidaridad y responsabilidad”.

APLICACIÓN DEL ARTÍCULO 155

Respecto a los nacionalismos y populismos en Europa, el presidente popular ha asegurado que “el PP quiere seguir teniendo una posición muy firme diciendo que son los enemigos de la libertad”. “Yo me estoy encargando de explicar la situación de Cataluña en mis visitas internacionales” porque “por desgracia, el , está más pendiente de contentar a sus socios independentistas que de explicar en Europa y en el mundo lo que está pasando en Cataluña”.

En este punto ha criticado al ministro de Asuntos Exteriores que hace unos días dijo en una reunión internacional que Cataluña era una nación y que desearía que los presos que dieron un golpe al Estado, estuvieran fuera de la cárcel. “Cataluña no es una nación, solo existe la española; si los presos secesionistas están en la cárcel es porque lo ha decidido un juez y un ministro de Exteriores no puede lanzar ese mensaje”. “Es una irresponsabilidad que esperamos que Pedro Sánchez explique”, ha incidido. “En España no hay un problema respecto a las libertades ni respecto al autogobierno, el problema es que si hay un partido independentista que rompe la democracia, la ley, la prosperidad y la concordia, el tiene que poner orden”, ha dicho. “Por eso - ha recordado- hemos vuelto a proponer que se aplique el artículo 155”.

TESIS PEDRO SÁNCHEZ

En otro orden de cosas, Pablo Casado se ha referido a la postura del Gobierno tras las informaciones publicadas sobre la tesis doctoral de Pedro Sánchez. En este sentido, el dirigente popular ha recordado a la portavoz del Ejecutivo que “los únicos que abatieron a un gobierno que había ganado las elecciones y que les superaba con 50 escaños, fue el y Pedro Sánchez con unos aliados poco confesables como los independentistas, los batasunos y Podemos”.

En esta línea Pablo Casado ha aconsejado al Gobierno que “respete” a los medios de comunicación y que, “en lugar de mandar burofaxes y amenazas” a los medios que están haciendo su trabajo, empiece a dar explicaciones. “No es bueno matar al mensajero”, ha recordado. “Nadie quiere abatir al Señor Sánchez, solo queremos que dé explicaciones como él siempre ha pedido a los demás” ha dicho. “El único que abatió a un gobierno legítimamente elegido fue el Partido Socialista, gobernando además con los que perdieron las elecciones”, ha insistido.

Por otro lado y con motivo del Día Internacional de la Democracia, Pablo Casado ha recordado que en España hay un parlamento autonómico, el de Cataluña, que está cerrado “a cal y canto” desde hace meses. Así ha recordado a “aquellos que piden democracia y votar incumpliendo las leyes” que lo que tienen que hacer es “abrir el Parlamento y dejarnos opinar”.

Por último, Casado ha pedido al presidente del Gobierno que vuelva a Portugal, que se interese por la política internacional y la europea y mire al país vecino “como un socio prioritario para España“. Además ha aprovechado para reclamar el avance de la alta velocidad ibérica que conecte con Lisboa y, a ésta, con todo el corredor transeuropeo de alta velocidad, una inversión en la que ya avanzaron mucho el PSD y el PP.