• “El PP estará a la altura para recuperar la senda del desbloqueo político, la recuperación económica, garantizar la unidad nacional y recuperar el rumbo de una nación que le queda grande”

  • Afirma que “quien no es capaz ni de gestionar su investidura, difícilmente puede gestionar una nación como España”

  • Reprocha a Sánchez querer ir a elecciones desde el principio y jugar con los españoles durante los últimos cinco meses. “No ha buscado el acuerdo con ningún partido de esta Cámara, ha tratado a la oposición con su habitual soberbia y ha instrumentalizado las instituciones de forma soez”

  • Asegura que “a Sánchez se le ha visto el plumero después de haber rechazado dos acuerdos de investidura a izquierda y derecha”. “Para este viaje no hacían falta alforjas”, afirma

  • Se pregunta “con qué autoridad puede ser reelegido quien no ha conseguido más que un apoyo de los 227 diputados a los que tenía que convencer en la Cámara”

  • Afea que el presidente del Gobierno en funciones tuviera planificado un viaje a Nueva York “cuando supuestamente estaba peleando para la segunda sesión de investidura”

  • Califica de “grave irresponsabilidad” que Sánchez pretenda “ser investido por agotamiento electoral” y le recuerda que de los miles de gobiernos formados desde abril, “el único que ha fracasado es el suyo porque ha traicionado a todos y ha demostrado que no es de fiar”

  • “Usted pretende ser proclamado presidente súbito como los santos, pero recuerda que las elecciones las carga el diablo”

  • Afirma que, frente a los retos de índole económica y territorial que tiene por delante España, Sánchez ofrece “la incapacidad más fatua, la inacción más solemne, la nada con sifón”