El presidente del , , ha sugerido al secretario general del PSOE, , la posibilidad de explorar reformas legales para evitar nuevos bloqueos de investidura en el futuro y entre esos posibles cambios ha mencionado el modelo griego, que prima al ganador con 50 escaños extra.

Tras la reunión que han mantenido ambos en el Congreso, casado ha reiterado su oferta para llegar a acuerdos de Estado con el Gobierno socialista y, en ese sentido, ha apuntado la posibilidad de modificar las normas para la investidura del presidente del Gobierno tras unas elecciones.

Según ha recordado, tras la caída del bipartidismo ya se han producido varios casos de bloqueo para sacar adelante la investidura en el Congreso. De hecho, en primavera de 2016 hubo que repetir las elecciones, en otoño de ese año se forzó la abstención del PSOE para dar paso al y ahora vuelve de nuevo el riesgo de comicios anticipados.

Esos bloqueos nacen del artículo 99 de la Constitución, que exige mayoría absoluta en primera votación y, en su defecto, más votos a favor que en contra. Como no es partidario de cambiar la Constitución, Casado ha sugerido a Sánchez “soluciones más pragmáticas” como la de explorar otra posibilidad, la de implantar en España el modelo griego que otorga una prima de escaños al ganador de los comicios.

Ello ha posibilitado que el ganador de las elecciones del pasado fin de semana, Kyriacos Mitsotakis, haya obtenido la mayoría absoluta del Parlamento pese a que su respaldo no llega al 40% y sólo sacó ocho puntos al segundo, Syriza.

En este sentido, Casado ha recordado que la propia Constitución prevé la posibilidad de ampliar el Congreso de 350 a 400, un margen que podría aprovecharse para primar al ganador de las elecciones generales sin tocar la Carta Magna.