Catalá ha insistido en la importancia del SEPBLAC para nuestro país como unidad de inteligencia financiera española y uno de los principales órganos de apoyo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales, además de responsable clave en la investigación y prevención de distintas formas de delincuencia que recurren a complejos entramados ocultos que este organismo es capaz de descifrar.

Durante su intervención, el ministro de Justicia ha destacado las reformas que el Gobierno ha puesto en marcha en la lucha contra la corrupción y la delincuencia económica de manera complementaria a la labor cotidiana que desarrolla en este ámbito el SEPBLAC. Así, en el ámbito público, Catalá ha resaltado la aprobación de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información , así como la Ley reguladora del ejercicio del alto cargo , la modificación de la normativa relativa a la financiación de los partidos y la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal , además del paquete de medidas anticorrupción en el ámbito público incorporadas en el nuevo .

Para evitar que los delincuentes saquen provecho del delito, Catalá ha destacado la aprobación de dos importantes novedades en la pasada legislatura como han sido la nueva regulación del decomiso que ha hecho posible recuperar todo lo que haya supuesto enriquecimiento injusto para el condenado, y la creación y puesta en marcha la de Activos (ORGA).

El ministro ha señalado que gracias a esta oficina se optimizan los frutos del decomiso, de manera que con ellos se pueda hacer frente a la restitución pecuniaria de las víctimas, mediante el abono de las indemnizaciones reconocidas en el marco del proceso penal. Además el sobrante se destinará a la realización de proyectos sociales de apoyo y asistencia a las víctimas y al impulso de la lucha contra la criminalidad organizada.

En el ámbito privado, el ministro de Justicia ha recordado la importancia de la nueva Ley de Sociedades de Capital para la mejora del gobierno corporativo en aras de obtener un mayor control interno en la administración de empresas, así como las mejoras que el nuevo Código Penal incorpora para el castigo del pago de sobornos a cambio de ventajas competitivas, la profunda revisión en materia de delitos patrimoniales y la exigencia de responsabilidad penal a las personas jurídicas.

Juan Manuel Vega es licenciado en derecho por la y doctor en esta misma disciplina por la . Es miembro por oposición del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado. Desde 2001 hasta 2013 fue subdirector general adjunto, vocal asesor y subdirector general del Tesoro. Desde mayo de 2013 asumió la dirección del del Blanqueo de Capitales.