El Sector de Administración del Estado de CCOO denuncia la imposición del Gobierno del PP de unas políticas de gestión en el (IMSERSO) que suponen el entorpecimiento y la obstrucción permanente de la actividad de los cerca de 20 centros que componen la red estatal que presta los servicios sociales en materia de atención a las necesidades, tanto de las personas con dependencia como de las personas mayores.

El método utilizado, que se está generalizando en todos los servicios públicos, consiste en imponer recortes constantes de plantilla y de los presupuestos de funcionamiento, y en empeorar gradual y permanente las condiciones de trabajo de las empleadas y empleados públicos. Todo ello para argumentar que no funciona y así justificar la contratación empresas privadas, que no prestan mejor servicio y además lo encarecen, a juicio de CCOO.

La consecuencia es evidente, los servicios sociales de ayuda a las personas dependientes y a los mayores, que ahora se financian con los impuestos que paga la ciudadanía, pasarán a suponer un coste económico tan elevado que será imposible de asumir para las familias.

El IMSERSO es el organismo público competente del sistema de protección a las personas en situación de dependencia, del desarrollo de políticas relacionadas con el envejecimiento activo, le corresponde la gestión de los servicios sociales complementarios de la Seguridad Social y la gestión de los programas y servicios para personas mayores y con dependencia.