CCOO de Castilla-La Mancha ha llamado a la ciudadanía a participar en la movilización del próximo sábado para demostrar al Ejecutivo regional el descontento y el rechazo a sus políticas y forzarle a un cambio porque si hay una respuesta social el Gobierno regional tendrá que rectificar.

El Gobierno de Cospedal está desmantelando los servicios públicos en la región, lo que afecta al conjunto de la ciudadanía, no solo a los empleados públicos. Los sindicatos han denunciado que, como consecuencia de los recortes, las administraciones locales están prácticamente desmanteladas en la región por lo que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma que más trabajadores y trabajadoras ha perdido en los ayuntamientos y el 50% de los interinos despedidos en el conjunto del país corresponden a esta región. CCOO alerta que las políticas restrictivas, antisociales, injustas e insolidarias del Ejecutivo regional amenazan con condenar a Castilla-La Mancha al subdesarrollo durante varias décadas.

“Nos tienen que oír; tienen que rectificar” es el mensaje que encabeza el Manifiesto con el que los ocho sindicatos integrantes de la Plataforma convocan a todos los castellano-manchegos a volver a salir a la calle para exigir al Gobierno de Cospedal que ponga fin a sus políticas de destrucción del empleo y de los servicios públicos.

En el manifiesto elaborado por los sindicatos se exigen unos servicios públicos universales, gratuitos y de calidad, derechos a los ciudadanos, laborales y económicos, prestaciones para todas las personas en paro y el mantenimiento de trabajo existentes y recuperación de los perdidos. Además, entre sus peticiones “irrenunciables”, se apuesta por el cobro de unos salarios dignos y una fiscalidad justa “que haga pagar más a los que más tienen”, el rechazo a los recortes y privatizaciones y la lucha decidida contra el fraude. En este aspecto, se exige menos recortes y más lucha contra la corrupción, el fraude y la especulación.

Hace un año, los sindicatos de la administración autonómica ya convocaron una gran manifestación regional contra los planes de recortes y de desmantelamiento de los servicios públicos que en aquel entonces comenzaba a ejecutar el .

“Todo lo que nos sacó entonces a la calle se ha confirmado y ha ido a peor y por ello ahora volvemos aún con más razón: con más paro, con más pobreza y con menos recursos públicos. En apenas año y medio están acabando con todos los servicios públicos que ha costado 30 años construir en esta región”, ha declarado la coordinadora del Área Pública de CCOO de Castilla-La Mancha, .

Por último, la plataforma de sindicatos de los empleados públicos de la Junta de Castilla-La Mancha agradece el apoyo y la adhesión a esta manifestación de la mayoría de plataformas en defensa de los servicios públicos de nuestra región.