La ministra de Educación en funciones y portavoz del Gobierno, , ha rechazado hoy que la Constitución sea una “cruzada” y también que la propuesta del presidente del Gobierno en funciones, de llamar a todos los presidentes autonómicos, sea una “coartada” para verse con el de la Generalitat, Joaquim Torra.

“A quienes ven en la Constitución su némesis o a quienes la quieren convertir en una cruzada, les decimos que para este gobierno y para el PSOE la Constitución siempre ha sido entendida como un espacio de encuentro y diálogo”, ha señalado Celaá para quien las claves de la democracia son la “aceptación de normas comunes para todos y el reconocimiento y el cumplimiento de la ley”.

En este sentido, ha advertido de que España no conseguirá nunca lo que necesita con el “veto de quienes tachan de antiEspaña o antiCataluña a quienes no piensan como ellos”.

En su opinión, quedó claro hace mucho tiempo “que el patriotismo excluyente que se arroga el derecho de admisión es un enemigo de la convivencia”.