El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario , , ha rechazado este miércoles en la sesión de control en el Congreso que el Gobierno haya decidido vincular su política económica “al pago del sillón” de en La Moncloa.

“Ustedes no hacen una política económica pensando en el conjunto de los ciudadanos”, ha advertido Olano, “hacen la política que le permite a Sánchez mantener un sillón que no se ha ganado en las urnas, sino que se lo dieron sus socios de Podemos, PDCAT, ERC y Bildu, a los que ahora pagará el favor con el dinero de todos los españoles”.

“Para esta perpetua y costosa campaña electoral necesitan de un mayor gasto público”, ha continuado explicando, “y para ello van a meter la mano en el bolsillo de los españoles hasta en 80.000 millones, como cifró el propio Sánchez ayer en el ”. Se trata, ha remarcado Olano, “del mayor hachazo fiscal jamás visto en la historia de España, y que no pagarán solamente los ricos porque, sencilla y llanamente, eso es imposible”.

“Los españoles les dijeron ‘no’ en las urnas a su programa electoral y al económico, y al de Podemos también, y les dijeron ‘no’ a esta masiva subida de impuestos”, de ahí que haya hecho hincapié en su exigencia al Gobierno para que frene en seco esta subida de impuestos y “escuche a los españoles”.

En su pregunta en la sesión de control a la titular de Hacienda para que aclare “cómo va a garantizar el Gobierno que la subida de impuestos que va a llevar a cabo no va a afectar a la mayoría de los españoles”, el parlamentario popular ha lamentado que la ministra Montero haya ofrecido como respuesta a este interrogante una contestación “que no nos tranquiliza en absoluto”.

“Se equivocan ustedes de inicio”, le ha replicado, subrayando que “los anuncios que el Gobierno viene haciendo ya afectan a los ciudadanos, y que la inestabilidad y la pérdida de confianza que generan sus bandazos, sus globos sonda, rectificaciones y sus desmentidos afectan a la mayoría de los ciudadanos, y ahí están los datos de empleo, de desaceleración económica y el parón del consumo”.

Según ha recordado sobre el calendario de impuestos del Gobierno socialista en estos 100 días de gobierno, el Ejecutivo de Sánchez ya ha anunciado que “subirán el impuesto al diésel, que afecta a 18 millones de vehículos, al 80% de los transportistas y al 100% del sector agrario; subirán el IRPF, aunque sin aclarar todavía cómo; crearán un impuesto a las transacciones financieras y otro nuevo para la banca, que restringirá el crédito y aumentará las comisiones para todos los clientes, singularmente para los más modestos; subirán el impuesto de sociedades, lo que afectará a la competitividad de las empresas y al empleo; subirán la fiscalidad del ahorro, lo que afectará a las inversiones y al empleo; crearán un impuesto a las tecnológicas y subirán las cotizaciones a autónomos”.