El Barómetro de diciembre del , el primero con estimación de voto desde las elecciones generales del pasado 10 de noviembre, mantiene el mapa político de aquellos comicios aunque amplía en un punto la ventaja del PSOE, que sube tres décimas, mientras que el PP y Ciudadanos experimentan leves retrocesos.

Así, el CIS de otorga al PSOE una estimación de voto del 28,3%, tres décimas más que su resultado del 10N, con una ventaja de 8,3 puntos respecto del PP, al que se le calcula un apoyo del 20%, ocho décimas más que en las elecciones.

Por su parte, Vox, se mantiene como tercera fuerza política de España con una estimación de voto del 15,2%, similar a lo que cosechó en las generales, y Unidas Podemos aglutina un respaldo del 12,8%, el mismo que el 10N. Ciudadanos, en cambio, experimenta un retroceso pasando del 6,8% de las elecciones a un 5,6% en la encuesta.

Por bloques, el CIS da la victoria a la izquierda (PSOE, Unidas Podemos y Más País) con un respaldo del 43,4% frente al 40,8% que suman el PP, Vox y Ciudadanos.