El Barómetro de Opinión del (CIS) correspondiente al mes de junio sitúa al PSOE casi en el 40% de voto ya decidido, sacando 23,7 puntos al segundo, que pasa a ser Ciudadanos por encima del PP, y mientras baja Unidas Podemos.

La encuesta se basa en 2.974 entrevistas personales realizadas en 296 municipios de 49 provincias entre los días 1 y 11 de junio, en plena resaca por las elecciones europeas, municipales y autonómicas y mientras se negociaban los ayuntamientos y se celebraban las rondas de consultas para la investidura.

En su explicación de la encuesta, el centro público que dirige el socialista alega que este barómetro está condicionado por la cercanía de las elecciones del 26 de mayo y, por tanto, es propio de “una situación atípica en términos de clima social”. “Sus datos deben valorarse más bien como un reflejo del pasado (consecuencia de las elecciones), que como una plausible medición de eventuales comportamientos futuros”.

RÉCORD Y UNA ABSTENCIÓN POR DEBAJO DEL 10%

Ante la pregunta a los encuestados por su voto en caso de que mañana mismo se celebrasen elecciones, apenas un 9,7% anuncia que se va abstener, cuando la participación en abril se quedó en el 75%. También hay un 7,6% que no sabe y un 4,9% que prefiere no contestar.

El CIS otorga en concreto al PSOE una intención directa de voto del 39,5%, lo que supone tres puntos más que el mes anterior y diez puntos por encima de su resultado electoral en los comicios del 28 de abril.

La segunda posición es para Ciudadanos, con un respaldo ya anunciado del 15,8%, un porcentaje similar al que logró en en las generales y sólo medio punto por debajo del dato de la encuesta de mayo.

El PP vuelve a ser superado por Ciudadanos en la encuesta del CIS, con una intención directa de voto del 13,7% y, aunque mejora su dato de mayo (11,4%), queda por debajo del 16,7% que marcó en las últimas elecciones en las que sí quedó pro delante del partido .

PODEMOS ESTABA EN PLENA CRISIS INTERNA

La mayor caída la registra Unidas Podemos, que en los días de la encuesta pasaba momentos de contestación interna por el resultado de las locales y las críticas del exportavoz en el , . La coalición se anota un 12,7% en el barómetro, 2,6 puntos menos que el mes anterior y 1,6 puntos por debajo de su resultado en las generales. Mientras que En Comú se mantiene en un 2,5%, la bajada la protagoniza principalmente la alianza de Podemos e IU en el resto del país (10,2 en junio frente a los 12,3 de mayo).

Por su parte, el CIS apunta a Vox un respaldo expreso del 5,1%, igual que el mes anterior, pero la mitad del 10,26% que logró en las generales del 28-A, cuando se estrenó en el Congreso.

Y si los bloques izquierda/derecha quedaron equilibrados en las elecciones generales, un 43% de PSOE y Unidas Podemos por un 42,8% de PP, Cs y Vox, en el barómetro de junio la izquierda se dispara al 52,2% frente al 34,6 de las tres formaciones de la derecha.

En cuanto a las formaciones de ámbito territorial, apenas hay variaciones sobre la encuesta anterior y las generales. ERC marca un 3,9%, Junts un 1,2%, el PNV un 1,5% y Bildu un 0,8%.

Y LA MEJOR NOTA, PARA

En cuanto a la valoración de líderes, y en coherencia con el resto de la encuesta, la figura del socialista Pedro Sánchez lidera la clasificación con una nota media de 4,8 puntos, rozando el aprobado que logró en mayo (5,1) y un punto por encima de los demás. También es el preferido como presidente del Gobierno, con un respaldo del 37% frente al 12,6% que le gustaría ver en Moncloa a , de Ciudadanos.

El presidente del partido naranja se queda como segundo con una puntuación de 3,8, una décima por encima de Alberto Garzón (IU), con 3,7, y cuatro por delante de (Podemos) y (PP), ambos con 3,4. Cierra la clasificación el líder de Vox, , con una calificación de 2,6, la misma que ha sacado hasta ahora en todas las encuestas del CIS.