Nuestras ciudades viven desde hace meses un incremento de la inseguridad en sus calles que amenaza con romper la convivencia ciudadana muchos barrios , especialmente en y . En el caso de , la inseguridad es ya la primera preocupación de los vecinos según el propio barómetro municipal. Una preocupación que va en aumento con la acumulación de epiosdios violentos de las recientes semanas, días e incluso horas. La delincuencia y la inseguridad van más allá y en los últimos meses se han incrementado en ciudades de nuestro país. Los robos violentos, por ejemplo, han aumentado en Barcelona un 30% en lo que va de año y un 8% en Madrid . También han aumentado los delitos de hurto (en Barcelona, un 40% desde 2016, según datos del ) y, lo peor de todo, es que muchas de las personas que cometen estos delitos quedan impunes: nunca llegan a pisar la cárcel . La impunidad de la que gozan estos delincuentes les permite reincidir una y otra vez . No podemos permitir que los delincuentes dañen la imagen de nuestro país como un país inseguro . La embajada de EE. UU., por ejemplo, ha llegado a alertar en su página web de un aumento significativo de los delitos violentos en la ciudad de este verano. Medios extranjeros relevantes como la o Der Spiegel se han hecho eco del aumento de la criminalidad advirtiendo a sus ciudadanos de los peligros de visitar nuestro país. Hemos visto escenas inauditas en nuestras ciudades como luchas con katana en plena calle, apuñalamientos a policías o un robo violento que acabó costándole la vida a una viceministra de un país extranjero. La mayoría de ciudadanos estamos hartos y cansados de ver cómo las mismas personas roban una vez tras otra en las mismas calles y metros y la policía no dispone de recursos para frenar esta oleada. La política está para resolver problemas y hay tenemos que actuar ya. Debemos reformar nuestra legislación para que los que delinquen en nuestras ciudades no salgan por la puerta de la comisaría apenas horas después de haber cometido sus delitos. No puede ser que haya personas que se dediquen por sistema a delinquir y que, acumulando decenas de detenciones, sigan por esas mismas calles reincidiendo. Necesitamos una legislación que proteja a los que cumplen y acabar con los agujeros legales de los que se aprovechan carteristas y delincuentes . No podemos lanzar el mensaje que, ante un repunte evidente de la criminalidad y la violencia, los ciudadanos y las familias tienen las de perder porque algunos políticos no hacen su trabajo . Mientras niega la crisis de seguridad en y forma parte del problema, Marlaska propone “cambiarse la cartera de bolsillo” en . Ni Quim Torra ni están moviendo un dedo por un problema grave que afecta de verdad a la ciudadanía. En Cs, en cambio, creemos que hay mucho por hacer y tenemos soluciones para unas calles, barrios y ciudades más seguras . Éstas, además, se tienen que tomar en todos los niveles de la administración: local, autonómica, nacional y europea. Por ello, proponemos un Plan de choque por la seguridad y contra la delincuencia completo para asegurar que en nuestras ciudades:

  1. Modificaremos el Código Penal para que los delincuentes reincidentes por hurtos no queden impunes como hasta ahora. Hay que cambiar la ley para que se aplique el agravante por reincidencia a los delincuentes multirreincidentes por hurtos que nunca pisan la cárcel a pesar de ser detenidos una y otra vez.

  2. Reforzaremos la presencia policial en nuestras calles . Hay que reforzar las patrullas con más coordinación entre Administraciones en aquellas zonas en las que estamos registrando las peores tasas de delincuencia. Para eso vamos a reabrir Comisarías que han sido cerradas en núcleos de alta inseguridad y reponer plazas policiales. Todos los sindicatos policiales coinciden en señalar desde hace años la falta de agentes para garantizar la seguridad ciudadana . Si hay más delincuentes tiene que haber más policías para poder hacerles frente.

  3. Liberaremos de funciones administrativas a policías municipales y autonómicos en aquellas zonas con alto índice de inseguridad ciudadana para que puedan dedicarse a hacer tareas de seguridad ciudadana .

  4. Modificaremos la Ley de Extranjería para expulsar a los inmigrantes en situación irregular que delinquen de forma reincidente.

  5. Presentaremos nuestra Ley de contra la okupación ilegal para perseguir la okupación ilegal y agilizar la recuperación de la vivienda por parte de las familias .

a. Vamos a agilizar los juicios para que las familias que ven cómo les okupan su vivienda no tengan que pasar por un infierno judicial para recuperar lo que es suyo.

b. Las comunidades de vecinos podrán iniciar el proceso de desalojo en caso de inacción por parte del titular. Muchas veces los vecinos no pueden hacer nada por recuperar la convivencia en su comunidad: hay que tapar ese agujero legal .

c. Endureceremos las penas para las okupaciones violentas y perseguiremos a las mafias que se lucran con ellas o que las realizan para actividades delictivas como sucede con los narcopisos.

  1. Pediremos que se convoquen las Juntas de Seguridad para abordar de forma urgente la actual crisis de inseguridad ciudadana en nuestras ciudades .

  2. Aumentaremos las campañas de prevención de la inseguridad ciudadana entre la ciudadanía, y destinaremos más dinero y recursos para la seguridad de nuestras calles y ciudades.

  3. Promoveremos el intercambio de experiencia y formación entre cuerpos policiales y administraciones de distintos estados miembros de para seguir trabajando por estar a la altura de los países más seguros de nuestro entorno.