Tras la aprobación hoy en Estrasburgo de una resolución, poco después de anunciarse el adelanto electoral en Venezuela y de producirse la expulsión del embajador español en , , eurodiputado de Ciudadanos, ha manifestado que “la decisión de adelantar las elecciones para abril no es legítima ya que la Constituyente no tiene ningún reconocimiento internacional, no se deberían poner obstáculos ni condiciones para la participación de partidos políticos en las elecciones y las autoridades venezolanas tienen que restaurar los derechos de elegibilidad”.

El texto aprobado con el respaldo de Ciudadanos confirma la reciente decisión del Consejo de imponer un embargo de armas y sancionar a 7 altos cargos venezolanos, acusados de violaciones de los derechos humanos y de vulneraciones del Estado de derecho. Asimismo, se condena firmemente la expulsión del embajador español en Caracas y se pide al que restaure la normalidad en sus relaciones diplomáticas con España.

Javier Nart ha querido remarcar que “las decisiones en asuntos exteriores de se toman por unanimidad, por lo que España tiene todo el apoyo de los Estados Miembros; con esta resolución, ha mostrado de nuevo su rechazo inequívoco ante las irregularidades del régimen madurista de Venezuela”.

En España, , portavoz de Asuntos Exteriores de la formación liberal, ha señalado en la Comisión de Exteriores del Congreso que “el régimen está practicando un juego para descomponer la unidad de la oposición, ilegalizándose partidos y adelantando las elecciones para la presidencia. El proceso no tiene las garantías exigibles”.