, portavoz de exteriores de Ciudadanos en el Congreso y , eurodiputado de la misma formación liberal, han “saludado con esperanza la decisión adoptada por los embajadores de la UE”, tras la ampliación inminente de las medidas sancionadoras ya aprobadas en noviembre del año pasado, como el embargo de armas y de material utilizable para la denominada “represión interna”. En esta ocasión, ha enfocado su actuación en líderes concretos del régimen de Maduro.

Maura ha recordado que “Ciudadanos lleva ya varios años pidiendo la aplicación de sanciones selectivas, dirigidas a responsables del madurismo; Europa suele tardar más de la cuenta y casi siempre se queda corta, pero ha hecho algo” y ha agregado que “sería muy interesante aprovechar este impulso para identificar y sancionar también a los testaferros, familiares u otras personas relacionadas con estos líderes para aplicarles las mismas medidas”.

Por su parte, Javier Nart ha subrayado que “el cerco al madurismo debe estrecharse desde todos los frentes y tocar el bolsillo y la movilidad de sus responsables es uno de los más efectivos”. Además, el eurodiputado de Ciudadanos ha recordado que las llamadas al diálogo político “no están dando el resultado que deberían, porque no se avanza y solo están sirviendo para que el régimen de Maduro gane tiempo”. “Con esta medida, la unión Europa da una vuelta de tuerca más a sus propias medidas sancionadoras, para adoptar una contundencia similar a la de Canadá o Estados Unidos”, ha concluido.