Desde Izquierda Unida queremos mostrar nuestra preocupación ante la grave situación en los Altos de Chiapas, México, y sumarnos al Pronunciamiento Conjunto “Impunidad e incremento de la violencia armada en los Altos de Chiapas” ( https://frayba.org.mx/impunidad-y-violencia-en-los-altos-de-chiapas-ante-la-opacidad-del-gobierno-mexicano/ ), suscrito en San Cristobal de las Casas, Chiapas (México) por numerosas organizaciones sociales y de derechos humanos mexicanas, el pasado 30 de diciembre.

Tal y como señalan numerosas organizaciones locales de defensa de los derechos humanos, desde el mes de octubre de 2017 se han venido sucediendo una serie de hechos de acoso, amenazas y violencia armada de grupos paramilitares sobre las comunidades de San Pablo de Chalchihuitán, que han provocado el desplazamiento forzado de más de 5 mil habitantes. El desplazamiento forzado ha dado lugar a una grave crisis humanitaria habiendo fallecido diez personas por las condiciones de precariedad y vulnerabilidad, muchas de ellas ancianas y niños.

Desde Izquierda Unida queremos manifestar nuestra solidaridad y respaldo a las peticiones contenidas en el pronunciamiento de fecha 30 de diciembre. Especialmente, señalamos la necesidad de que las diferentes autoridades mexicanas implementen con urgencia medidas efectivas para el desarme y condena de los grupos paramilitares que operan en Chalchihuitán, el reconocimiento urgente del estatus de desplazamiento forzado interno para las más de cinco mil personas desplazadas en esta zona y en Chenalhó, la adopción de medidas de protección y el abastecimiento de productos básicos como alimentos y medicinas.

Por últimos, resaltamos la necesidad de garantizar la labor de observación de Derechos Humanos que llevan a cabo asociaciones y organismos nacionales e internacionales en la zona.

Adjuntos: