Lo que está sucediendo hoy en Catalunya es el rotundo fracaso del . Las imágenes y vídeos que estamos recibiendo reflejan la represión con la que el Gobierno está respondiendo a una legítima y pacífica demanda de parte de la sociedad catalana. La brutalidad de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado no sólo es desproporcionada, sino también un grave error político que marcará la memoria de la sociedad catalana y condicionará negativamente el tiempo político posterior al 1-O.

Desde IU nos solidarizamos con la sociedad catalana y condenamos la represión y el autoritarismo del . Denunciamos también que esta estrategia está encaminada a llevar al país a una tensión insostenible de la que el PP pretende sacar réditos electorales. En consecuencia, exigimos la dimisión del Gobierno de . Ninguna solución política será posible con un .

Pensamos que sigue siendo el tiempo de la política, lo que implica abrir una negociación que incluya un referéndum pactado que sirva para que la sociedad catalana pueda decidir sobre su futuro. Consideramos, asimismo, que la mejor fórmula para nuestro país es la República Federal, que tendrá que abrirse paso en esta crisis de Estado frente a diversos nacionalismos intransigentes y partidos podridos por la corrupción. Sólo un modelo de Estado que garantice los derechos sociales y cubra las necesidades de sus ciudadanos, al tiempo que reconozca que España es un país plurinacional, puede ser útil para solucionar los problemas políticos que estamos abordando.

Finalmente, animamos a la militancia de IU a sumarse a toda movilización ciudadana que defienda los derechos civiles y la democracia, aportando nuestra propia posición republicana y federal.

1 de octubre de 2017