Desde Izquierda Unida condenamos enérgicamente la prohibición por parte de las autoridades de Israel de entrar en Palestina a Jon , Responsable del Oriente Medio y la Comisión de Internacional de Izquierda Unida.

En el día de ayer, 3 de enero de 2018, a , arabista, asesor en y miembro de la Comisión de Internacional de Izquierda Unida, le fue denegada la entrada en el territorio controlado por las autoridades de Israel, en la frontera con Jordania de Sheikh , después de más de seis horas de espera y de un interrogatorio sobre su vida personal, sus opiniones políticas y su militancia. El motivo para denegarle la entrada ha sido el conocimiento de las autoridades de Israel sobre encuentros de nuestro compañero con activistas sociales y militantes de organizaciones de izquierdas palestinos, libaneses y de otros países árabes.

Como el mismo Jon Rodríguez ha expresado a través de sus redes sociales “No deja de ser una anécdota, lo importante son los seis millones de refugiados y refugiadas palestinas que no pueden pisar su tierra, y los millones de palestinos de y que no pueden moverse libremente ni ir a , su capital. Esto es una prueba más de la impunidad internacional con la que actúa el Estado de Israel, que coloniza y oprime al pueblo palestino. Estas actuaciones evidencian que ni son ni pueden ser considerados un estado normal y mucho menos un estado democrático”.

Las autoridades de Israel demuestran día sí día también su carácter antidemocrático y autoritario. Pretenden invisibilizar a toda costa las atrocidades que de manera sistémica cometen contra el pueblo palestino y para ello cuentan en demasiadas ocasiones con la complicidad de la comunidad internacional.

El arresto de la joven , la nueva legislación para silenciar a organizaciones israelíes críticas como Breaking the Silence y el bloqueo cada vez más habitual a la entrada en Palestina de activistas y observadores internacionales hacen necesario que redoblemos nuestra solidaridad y apoyo con el pueblo palestino.

Desde Izquierda Unida condenamos una vez más las violaciones de derechos humanos por parte del Estado de Israel hacia el pueblo palestino y exigimos nuevamente que se rompan las relaciones políticas y económicas tanto del Estado español como de la UE con Israel.

Adjuntos: