Así lo ha anunciado la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, tras la reunión del órgano de gobierno de la Cámara que ha adoptado esta decisión tras analizar el informe redactado por servicios jurídicos de la institución.

Eso sí, la decisión no ha sido unánime ya que los dos diputados de Unidas Podemos han solicitado más tiempo y han mostrado sus desacuerdo.