​En los 8 restantes, fue el propio fabricante quien, como obliga la normativa, comunicó a las autoridades de consumo la existencia de posibles riesgos en sus productos y adoptó las medidas necesarias para paliarlos.

Productos más notificados

Juguetes (16), vehículos y accesorios (8) y productos eléctricos (5), son los que reúnen mayor número de notificaciones, dados los requisitos exigidos por la normativa que los regula así como del seguimiento que los propios productores efectúan en sus productos y, en el caso de juguetes por la especial vigilancia a que están sometidos por los servicios de inspección al estar dirigidos a una población vulnerable.

Los riesgos que plantean son consecuencia de las irregularidades que se les ha detectado.