El Ministerio de Cultura de España y la Fiscalía especializada en la cooperación internacional en la lucha contra el tráfico Ilícito de bienes culturales participarán en la celebración del 40 aniversario de la convención que la Unesco organiza contra estas prácticas.

Los días 15 y 16 de marzo en París, la Unesco ha organizado un gran evento mediático que contará con la presencia de los principales expertos mundiales para celebrar una mesa redonda abierta al público, una conferencia de prensa y un forum de reflexión donde se analizará la historia de la Convención, su evolución, sus logros y sus carencias, afrontando así los nuevos retos del futuro.

La Convención de 1970 que versaba sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, la exportación y la transferencia de propiedad ilícita de bienes culturales, supuso un instrumento pionero en la Legislación Internacional para frenar el creciente tráfico ilícito de los bienes culturales y para fomentar la cooperación entre Estados para proteger el Patrimonio .

España ratificó esta Convención el 10 de enero de 1986 y desde entonces ha trabajado estrechamente con la Unesco consiguiendo importantes logros y restituciones de piezas a sus países de origen.

Hoy en día, y dada la espectacular globalización del tráfico ilícito de bienes culturales, la Convención cobra una importancia sin precedentes, siendo absolutamente necesario darla a conocer para aumentar la conciencia de la sociedad y que todos los países del mundo pasen a ser parte de la misma.