Cospedal destacó que este es un día “para recordar la importancia que tienes para la defensa de nuestra libertad y de nuestra convivencia el trabajo cotidiano tanto de los componentes de las Fuerzas Armadas cómo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”

En relación al acto celebrado en Guadalajara, de mayor entidad que el de años anteriores, la ministra destaco que “todavía tenemos que ser muy rigurosos en la administración de nuestro presupuesto y mirar mucho cómo gastamos, pero mucha gente nos pedía recuperar una jornada digna que celebre el entendimiento entre la Sociedad españolas y sus Fuerzas Armadas.

Aportación a la seguridad

Cospedal destacó que, aunque es necesario aumentar el porcentaje de presupuesto asignado a la Defensa hasta el 2%, “no hay que olvidar lo que España ya aporta en términos si no cuantitativos sí cualitativos, a través de la participación de sus FAS en operaciones internacionales. Esas aportaciones cualitativas son de primera magnitud”.

“Hay que darse cuenta además -añadió la titular de Defensa- de lo importante que es y de la suerte que tenemos de vivir en un país donde las Fuerzas Armadas y las de Seguridad del Estado nos permiten disfrutar de nuestros derechos”. “Es muy importante de que los españoles seamos conscientes de que disfrutamos de una seguridad porque hay muchos hombres y mujeres que trabajan día a día por ella y que esta tiene un coste”.

“El Día de las Fuerzas Armadas es un día para recordar la importancia que estas tienen en la defensa de nuestra libertad y nuestro modelo de convivencia” puntualizo la titular de Defensa.

Acto central

El acto central institucional del Día de las Fuerzas Armadas ha sido hoy presidido por S.M. el Rey , acompañado por la Reina en Guadalajara. En el mismo participaron 2.500 militares, 63 aviones y helicópteros y un total de 160 vehículos, incluidos carros de combate.

Acompañaron a los Reyes en esta celebración la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal y el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, , así como el alcalde de Guadalajara, ; los jefes Mayor y del Ejército, los generales de ejército y ; de , almirante general , y del , general del aire , junto a otras autoridades civiles y militares.

Los actos se iniciaron a las 12:00 con la llegada de sus Majestades los Reyes a la Avenida de , quienes recibirán los honores de ordenanza y pasarán revista a un batallón de honores de la Guardia Real.

A continuación se procedió al acto de izado de la Bandera Nacional, portada por personal militar de los tres Ejércitos y la . La Enseña había llegado en manos de cuatro miembros de la que minutos antes se lanzaron desde un helicóptero “Chinook” a 1.500 metros de altura.

​Homenaje a los militares fallecidos

Seguidamente, familiares de seis militares fallecidos en acto de servicio depositaron junto al Rey una corona de laurel ante el monumento a los que dieron su vida por España.

En concreto, se trata de los familiares de los militares , subteniente del , y del sargento del Ejército del Aire , fallecidos en el accidente del Yakolev-42; del teniente de Aviación , , fallecido en accidente del SAR; del subteniente , fallecido en el accidente del Cougar; y del capitán de navío Domingo y del cabo primero de la Guardia Civil , fallecidos en actos terroristas.

, la ‘Patrulla Águila’ efectuará una pasada de homenaje.

Desfile aéreo y terrestre

Finalizado este homenaje comenzó el desfile aéreo, en el que participaron 63 aeronaves, entre ellas aviones ‘F-18’, ‘Eurofighter’, A-400M -aeronave que desfilaba por primera vez- y C-130 ‘Hércules’.

También desfilaron aviones de Vigilancia Marítima, transporte de autoridades y de lucha contra los incendios, así como helicópteros del Servicio Aéreo de Rescate del Ejército del Aire, Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, Arma Aérea de la Armada y . La parada aérea concluyó con el paso la ‘Patrulla Águila’.

A continuación, comenzó el desfile terrestre, con el paso de 160 unidades ​ motorizadas y 2.500 hombres. Después tendrá lugar el desfile terrestre con el paso de unidades motorizadas entre las que destacaron los carros de combate ‘Leopardo’, vehículos de combate ‘Pizarro’ y artillería autopropulsada pertenecientes al Ejército de Tierra.

Posteriormente iniciaron su participación las Agrupaciones a Pie compuestas por un Grupo de Honores de la Guardia Real, un batallón mixto de la Armada, otro del Ejército del Aire, un batallón de Alumnos de la Guardia Civil, una compañía de la y un nuevo batallón mixto del Ejército de Tierra.

Cerraron el desfile las dos unidades del Ejército de Tierra con paso específico de 160 y 90 pasos por minuto respectivamente, sendas compañías de La Legión con sede en () y de Regulares de .

La parada militar concluiría con un desfile ecuestre compuesto por el Escuadrón y la Batería de la Guardia Real y el Escuadrón de Sables de la Guardia Civil.

Finalizado el desfile, los Reyes saludaron a los Mandos de las fuerzas y a los familiares de los militares fallecidos en acto de servicio.