Así lo ha asegurado María Dolores Cospedal este mediodía en Albacete, donde ha recordado que lo más importante que debemos hacer es “no poner zancadillas a la recuperación económica de nuestro país”. En este sentido, ha recordado que “hace tan sólo unos meses se estaba hablando de la posible intervención de nuestro país. Ya no se habla de la intervención de España, y estamos viendo cómo otros países se están produciendo intervenciones por parte de las autoridades comunitarias”, ha resaltado.

Por ello, ha destacado que aunque estamos en un momento complicado, “estamos en un momento donde ya se han puesto las bases en la economía española y los cimientos para nuestra recuperación”. Como consecuencia de esto, la presidenta ha afirmado que “2013 va a ser un año de tránsito y en 2014 empezaremos a recuperar la actividad económica y también la recuperación del empleo”.

“Ahora de lo que se habla es de las profundas transformaciones y de las profundas modificaciones estructurales que está sufriendo nuestro país para sentar las bases para nuestro crecimiento económico y para la generación de empleo”, ha señalado la presidenta durante su visita a la Finca Dehesa de los Llanos, donde se produce el queso premiado como el mejor del mundo en el año 2012.

Además, María Dolores Cospedal ha destacado la necesidad de tener un país con nuestras instituciones, instituciones solventes que nos sirvan para recuperar la confianza de los españoles en estas instituciones y trabajar todos juntos por un futuro que, a buen seguro, nos está esperando, pero que tenemos que trabajarlo, como se ha hecho en esta empresa, y no me cabe la menor duda de que lo vamos a conseguir”, ha concluido.