El portavoz de Economía del Grupo Parlamentario , , denunció la confusión intencionada que el está generando en relación con los compromisos de déficit asumidos con las autoridades económicas de .

Por ello, ha exigido al Gobierno que detalle “con claridad, concisión y concreción” los compromisos formales y actuales con la UE a fecha de 12 de septiembre en relación con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

En su pregunta en la sesión de control a la ministra de Economía y Empresa en el Congreso, el portavoz popular ha reclamado al Ejecutivo que precise “los objetivos en términos del déficit nominal, reducción de déficit estructural e incremento del gasto para los años 2018 y 2019 a los que el reino de España está obligado con las autoridades europeas en materia económica”.

Ruano preguntó al Gobierno si “ese compromiso coincide con las recomendaciones emitidas por la comisión en Mayo, refrendadas por el del 28 y 29 junio, y también adoptadas por el de 13 de julio, que establecen que el Reino de España debe reducir el déficit público desde el 3,1, que cumplimos en 2017, al 2,2 en 2018, abandonado así el procedimiento de déficit excesivo, al 1,3 en 2019 y el 0,5 en 2020 para acabar 2021 con un pequeño superávit”.

Por ello, el portavoz popular ha mostrado su incomprensión por “la insistencia de distintos miembros del Gobierno sobre la existencia de un acuerdo diferente con la Unión Europea en el sentido de que se han relajado nuestros objetivos de déficit”.

Tampoco se entiende, ha concluido Javier Ruano, que “siendo el Ejecutivo el responsable de la ejecución presupuestaria, den por hecho el incumplimiento del objetivo del 2,2%”, lo que se deduce, en opinión del portavoz del GPP, que “los compromisos de gastos que han asumido con los socios de la moción son los que causan el incumplimiento de déficit que dispara el incumplimiento”.