José Guirao ha hecho estas declaraciones, en la sede de España, tras conocer los datos que recoge el Libro Blanco del Videojuego, que según el ministro reflejan que “como ocurre en otros sectores culturales y creativos, el videojuego español necesita un modelo más profesionalizado y menos atomizado y que, utilizando herramientas empresariales, facilite la creación de sinergias y acceso a la financiación”.

Para Guirao, el videojuego es un sector “central en el ámbito de las industrias culturales” y está “plenamente convencido del carácter estratégico” de esta industria, “tanto desde el punto de vista económico y de la creación de empleo, como por su influencia cultural, dado el gran número de usuarios que hay en nuestro país”. Así pues, “el videojuego es la segunda industria cultural de España, después de la editorial y por delante del cine o de las artes escénicas”.

Más peso en la faceta cultural

En los últimos años la faceta cultural de los videojuegos ha alcanzado mucho peso. No son sólo plataformas de entretenimiento, ya que cada vez más se utilizan para la difusión del patrimonio histórico, los museos, proyectos educativos o como apoyo al turismo cultural.

El se ha sumado a esta tendencia a través de iniciativas como el videojuego que ha desarrollado el para dar a conocer sus actividades y otras experiencias piloto que han lanzado algunos museos como el en .

Se trata, además del segmento de las industrias culturales que más está innovando e incorporando a gran velocidad nuevas tecnologías como la realidad virtual, la realidad mixta, el blockchain o la inteligencia artificial.

Para apoyar a este sector, José Guirao ha indicado que, además de la coordinación con el Ministerio de Industria, va a impulsar una serie de medidas para afrontar los retos del sector, entre las que figura la reactivación de la Mesa Estado-Comunidades Autónomas para el sector del videojuego. Actualmente están en marcha programas de ayudas de Red.es, la iniciativa Games From Spain de ICEX, los préstamos ENISA o programas autonómicos de éxito como el del ICEC catalán, entre otros. Esta Mesa Estado-Autonomías servirá “de espacio de diálogo para dar coherencia a las distintas políticas de apoyo al sector”, ha explicado el ministro.

Iniciativas a las que se añade la propuesta reflejada en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019, que incluye la creación por primera vez de una línea de ayudas para apoyar el desarrollo de videojuegos dotada con 2,5 millones de euros por parte del Ministerio de Cultura y Deporte.