​Bajo presidencia argentina, la reunión de los ministros ha servido para reflexionar sobre el multilateralismo, la gobernanza global y el posible papel del G-20 en esta materia. Este foro se ha convertido en un espacio de debate sobre los principales asuntos que afectan al orden mundial al reunir a países muy diversos geográfica y culturalmente que representan casi dos tercios de la humanidad. Permite una reflexión profunda sobre cuestiones concretas tales como la no proliferación o el desarrollo sostenible, poniendo sobre la mesa las distintas visiones y enfoques sobre la manera más adecuada de hacer frente a los desafíos globales.

El ministro Alfonso Dastis se ha referido precisamente en su intervención a la necesidad del respeto de la diversidad de posiciones e intereses como base para permitir instituciones multilaterales eficaces en la búsqueda y logro de creación de espacios de acuerdo, evitando crear organizaciones que solo reflejen el punto de vista de un grupo de países. Los desacuerdos iniciales en las negociaciones que cada organización albergue deben ser vistos, según el ministro Dastis, como puntos de partida para alcanzar acuerdos.

El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, reconociendo la importante labor que desde la Segunda Guerra Mundial ha desarrollado el multilateralismo, particularmente las Naciones Unidas, ha reivindicado organizaciones multilaterales capaces de asumir la necesidad de reformas y de adaptación a nuevos retos y exigencias de la realidad internacional.

Durante su estancia en Buenos Aires, el ministro Alfonso Dastis ha mantenido una reunión de trabajo con el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, , en la que han sido abordadas cuestiones de interés compartido relativas a la agenda internacional tales como el acuerdo nuclear sobre Irán, la situación en Venezuela o el estado de las relaciones entre y Estados Unidos.