• La nula voluntad negociadora de Alcoa en la búsqueda de soluciones a la situación de sus plantas de A Coruña y Avilés, como demuestra su ausencia en la reunión mantenida el miércoles 21 de noviembre en la sede del Ministerio de Industria.
  • El absoluto compromiso de las Administraciones Públicas, de la Unión General de Trabajadores y de Comisiones Obreras para trabajar por el futuro industrial de las plantas de A Coruña y Avilés.

Ante esta situación, las Administraciones y los sindicatos firmantes de esta declaración instan a Alcoa a:

  • Retirar el ERE extintivo presentado por la compañía.
  • Mantener la actividad industrial en las plantas de A Coruña y Avilés.
  • Participar en la mesa de trabajo constituida para abordar el futuro industrial de estas plantas.

Asimismo, las Administraciones y los sindicatos han abordado el estudio de medidas que favorezcan un marco estable que permita a la industria española competir en igualdad de condiciones con el resto de factorías a nivel internacional.