​1. Los ministros de Asuntos Exteriores de la Coalición Global se han reunido hoy en Washington invitados por el secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, para revisar y acelerar la campaña para la derrota definitiva de Daesh. Seguimos firmemente unidos en nuestra indignación por las atrocidades de Daesh y en nuestra determinación de eliminar esta amenaza global y superar su narrativa falsa y destructiva. Reiteramos nuestro compromiso con un enfoque integrado, multidimensional y omnicomprensivo para derrotar a Daesh y sus tramas globales, reconociendo plenamente que eso requerirá esfuerzos sostenidos y bien dirigidos.

  1. Acogemos con satisfacción los hitos decisivos hasta la fecha en la reducción del control territorial de Daesh y la degradación de su cadena de mando, de su acceso a recursos económicos y de sus tramas globales. Elogiamos los esfuerzos de nuestros socios iraquíes, que han liberado más del 60 por ciento del territorio que llegó a estar ocupado por Daesh y han hecho importantes avances en la recuperación de . Nos complace que los socios sirios hayan expulsado a Daesh de más de un tercio del territorio que alguna vez llegó a controlar en Siria. Ahora Daesh está a la defensiva en Raqqa. Alabamos los esfuerzos de las fuerzas de la Coalición y de la oposición siria que, a través de la Operación Escudo del Éufrates, han expulsado a Daesh de Al-Bab, Dabiq, Yarabulus y otras áreas. En conjunto, el número de combatientes de Daesh se ha reducido a la mitad. Han sido dispersados en Libia y hostigados en múltiples frentes en otros lugares, incluyendo Afganistán y África. Fuera de Irak y Siria, hemos ejercido una mayor presión sobre sus organizaciones afiliadas y sus tramas globales. El intercambio de información de los socios de la Coalición, el compromiso diplomático y los ataques militares han ejercido presión sobre las finanzas de Daesh. La cooperación multinacional ha dificultado sus ataques potenciales en todo el mundo, ha degradado la capacidad de Daesh de operar a través de fronteras internacionales y ha disminuido su influencia en Internet.

  2. Reconocemos que las victorias contra Daesh no han sido sin costo. Honramos los sacrificios de nuestros socios, especialmente los de Irak y Siria, pero también en Libia, Afganistán, Turquía y otros lugares en África y en Oriente Medio, que han estado en primera línea de este esfuerzo. También reconocemos y deploramos el sufrimiento de innumerables civiles a causa de Daesh, del que son ejemplo su violencia contra hombres, mujeres y niños, la esclavitud y el tráfico de mujeres, el reclutamiento de niños soldados y la persecución de las comunidades minoritarias.

  3. Mirando hacia el futuro, estamos determinados a negar cualquier refugio a Daesh y a impedirle dispersar sus combatientes, armas o recursos dentro de Irak y Siria o a otro lugar. Nuestra Coalición está comprometida a apoyar a las fuerzas locales en sus esfuerzos por liberar Mosul, Raqqa y otros bastiones de Daesh y a trabajar por su derrota final. También estamos dispuestos a ayudar a las comunidades liberadas a recuperarse de los daños y sufrimientos infligidos por Daesh. Subrayamos la necesidad de salvaguardar a los civiles, así como del acceso pleno e inmediato de la ayuda humanitaria, especialmente de los organismos de Naciones Unidas y sus asociados, para atender las necesidades básicas de las comunidades liberadas de Daesh, así como de las personas desplazadas y otras necesitadas en las zonas asediadas o de difícil acceso en Siria.

  4. No se puede permitir que Daesh vuelva a surgir en las áreas que alguna vez controló en Irak y Siria o que se extienda más ampliamente en la región. Si bien la responsabilidad principal recae en los gobiernos nacionales y locales, el apoyo a la estabilización y la seguridad pública en las comunidades liberadas sigue siendo una prioridad absoluta para nuestra Coalición. El éxito de la estabilización y de la recuperación a largo plazo emanará del buen gobierno, del suministro de servicios y de las medidas de seguridad en beneficio de todas las comunidades. Acogemos con satisfacción las promesas de los socios de la Coalición de ayudar a la estabilización, al desminado y a las necesidades humanitarias y de seguridad pública en las zonas liberadas de Irak y Siria. Nos complace que los socios hayan comprometido ya más de dos mil millones de dólares para dicha asistencia en 2017 y continúen proporcionando otros apoyos vitales, en particular para el programa de capacitación de la policía dirigido por Italia en Irak. Dichas contribuciones crearán las condiciones necesarias para la reconciliación local y para que las familias afectadas puedan regresar voluntariamente con seguridad y dignidad en el momento que elijan. Acogemos con beneplácito los esfuerzos para ayudar a los sirios a promover la estabilidad en las comunidades liberadas y a resistir las incursiones de los extremistas. En todas las áreas liberadas, apoyamos los esfuerzos para promover la reconciliación a nivel comunitario y la rendición de cuentas por los crímenes de Daesh. Estamos dispuestos a apoyar el ulterior desarrollo del plan integral del Iraq para la estabilización de Mosul y para la coordinación del apoyo internacional.

  5. Apoyamos firmemente la visión del primer ministro Abadi de un Iraq libre de Daesh y el trabajo de su gobierno para mejorar los servicios públicos, reforzar el gobierno inclusivo, reducir la corrupción, descentralizar algunas autoridades federales y garantizar la igualdad de derechos de todos los iraquíes sin tener en cuenta su origen étnico, sexo, religión o creencias, de conformidad con la constitución iraquí. Aplaudimos al Gobierno del Iraq por proteger a los civiles en las zonas de conflicto. Reafirmamos nuestro apoyo inquebrantable a Irak y a su unidad, soberanía e integridad territorial. Alentamos al Gobierno del Iraq a que persevere en su labor de reconciliación nacional y local, de estabilización y de reconstrucción en las zonas liberadas.

  6. La Coalición está con el pueblo sirio en apoyo de una transición política genuina basada en el Comunicado de de 2012 y en la Resolución 2254 del , que tenga como objetivo el establecimiento de un gobierno inclusivo, pluralista y no sectario que represente la voluntad de todos los sirios. Con ese fin, apoyamos los esfuerzos de mediación del enviado especial de Naciones Unidas, Staffan de Mistura. Una solución política negociada al conflicto es esencial para conseguir la derrota de Daesh, lograr en Siria y preservar su soberanía, independencia e integridad territorial. Reconocemos la contribución de las reuniones de para allanar el camino para la reanudación de las conversaciones de bajo los auspicios de Naciones Unidas. Condenamos toda violencia indiscriminada y toda violencia dirigida contra civiles, ya sea por el régimen y sus partidarios, por Daesh, por grupos afiliados a Al Qaeda o por otros actores armados. Estamos unidos en nuestro llamamiento a un compromiso genuino con un alto el fuego sostenido y un acceso humanitario completo y sin obstáculos. Expresamos nuestra preocupación por la difícil situación de los refugiados y los desplazados internos y subrayamos el imperativo de crear las condiciones para su retorno seguro, de conformidad con el principio de no devolución y con el derecho internacional aplicable y teniendo en cuenta los intereses de los países anfitriones. La Coalición acoge la “Conferencia sobre el apoyo al futuro de Siria y la región” que se celebrará en el 5 de abril de 2017 como un paso positivo en beneficio del pueblo de Siria.

  7. Elogiamos al primer ministro libio Sarraj y a las fuerzas alineadas con el (GAN) por la liberación de la ciudad de de Daesh. Rendimos homenaje a los libios que han perdido la vida o han resultado heridos al enfrentarse con Daesh en Sirte, Benghazi y en otras partes del país. Sin embargo, la continua inestabilidad política y de seguridad en Libia puede poner en peligro los objetivos estratégicos de reconciliación política y de lucha contra el terrorismo. Hacemos un llamamiento a todas las partes, incluidos los agentes de seguridad relevantes, para que se comprometan con el Acuerdo Político Libio y resuelvan sus diferencias mediante el diálogo y la reconciliación nacional. También nos mantenemos vigilantes frente a la amenaza de Daesh en otras partes del país y seguimos apoyando los esfuerzos para privarlo de finanzas, combatientes y avenidas de reclutamiento e influencia.

  8. Elogiamos los esfuerzos del Gobierno del Afganistán, junto con sus fuerzas de defensa y seguridad, en la lucha contra Daesh y en la ejecución de su estrategia nacional contra Daesh.

  9. Reconocemos y apoyamos los esfuerzos de Nigeria y sus asociados para derrotar a los afiliados de Daesh y estabilizar las zonas afectadas en la región de la cuenca del lago Chad.

  10. Los miembros de la coalición están degradando activamente las tramas de Daesh para el traslado de individuos, material y fondos con el objetivo de realizar ataques externos. El intercambio de información, la mejora en la verificación de los viajeros y la cooperación policial -incluida la recopilación de pruebas admisibles en los tribunales- son esenciales para este esfuerzo, así como la capacidad de enjuiciar y condenar a los combatientes terroristas extranjeros y otros que brindan apoyo material a Daesh. Alentamos el intercambio de información a través de y de otros canales colectivos de aplicación de la ley, como EUROPOL , así como a través de los canales de unidades de inteligencia financiera. Alentamos a los miembros a que contribuyan a los registros de pasaportes perdidos y robados, de perfiles de combatientes terroristas extranjeros y de datos biométricos en las bases de datos de investigación criminal internacional de INTERPOL y a que cotejen esos datos en los controles de movimientos internacionales. Asimismo, fomentamos el establecimiento de un acceso entre el sistema I-24/7 de INTERPOL y todas las fronteras y puertos de entrada para prevenir, prohibir y disuadir los viajes de terroristas extranjeros. Resaltamos nuestro apoyo a los marcos internacionales -incluidas las Resoluciones 2178 y 2253 del , pero no sólo a ellas- junto con instituciones como el Foro Global de Lucha contra el Terrorismo, el Grupo de Acción Financiera o el Grupo Egmont de unidades de inteligencia financiera para poner coto a los desplazamientos de combatientes terroristas extranjeros, al financiamiento y al tráfico y comercio ilícito, incluso de materiales controlados. Apoyamos una mayor cooperación internacional para repatriar artefactos robados por Daesh y otros como fuente de ingresos para actividades terroristas, de acuerdo con las obligaciones establecidas por las convenciones y resoluciones aplicables de Naciones Unidas.

  11. La Coalición apoya esfuerzos redoblados para prevenir la radicalización y el reclutamiento para Daesh y sus filiales, abordando los factores que sustentan su aparición y continuo atractivo. El éxito frente a los esfuerzos de radicalización y reclutamiento de Daesh requiere el fortalecimiento de la cohesión social y la mejora de la capacidad de resistencia de las comunidades -incluyendo profesores, trabajadores sociales, líderes religiosos, mujeres y jóvenes- para reconocer y responder de manera constructiva a estos desafíos. Reconocemos que los combatientes de Daesh retornados pueden representar una amenaza para sus países de origen y que debemos abordar la cuestión por diversos medios que pueden incluir la reintegración y la rehabilitación, así como el control, la investigación y el procesamiento.

  12. Intensificaremos nuestros esfuerzos para hacer frente a Daesh en el campo de batalla digital y reformularemos la argumentación pública sobre Daesh resaltando su fracaso. Los miembros continuarán su colaboración para desacreditar la propaganda de Daesh, dando resonancia a voces creíbles y auténticas con argumentos alternativos que desafíen la visión del mundo de Daesh. Trabajaremos con el sector privado para desarrollar iniciativas sostenibles a largo plazo que hagan que las comunidades, especialmente los jóvenes, sean más resistentes al mensaje de Daesh. Damos la bienvenida a las iniciativas del sector privado para evitar que Daesh y sus partidarios exploten las plataformas de las redes sociales. Éstas incluyen medios técnicos para facilitar la eliminación de material en violación de los términos y condiciones para los usuarios.

  13. Estamos satisfechos por el impulso generado colectivamente por la Coalición y sus asociados y expresamos nuestra determinación de intensificar y acelerar nuestros esfuerzos para eliminar a Daesh. Reconocemos la necesidad de una coordinación sostenida de la Coalición en todas sus líneas de esfuerzo. Los grupos de trabajo de la Coalición son esenciales para esta coordinación y seguimos comprometidos con su continuo progreso. Teniendo esto en cuenta, esperamos con interés la próxima reunión del Grupo Reducido y los grupos de trabajo de la Coalición Global en julio de 2017.