El portavoz de del GPP, , ha defendido hoy mantener “una política integral” para luchar contra los casos de violencia por motivos de odio.

Según ha explicado el portavoz popular, “los delitos de odio no constituyen actuaciones que se puedan contemplar de una manera aislada respecto del conjunto de actos discriminatorios que se producen en la realidad social, sino que el conjunto de estas infracciones constituyen un conjunto, un todo y por tanto hay que luchar contra todos ellos”.

“Se trata –ha subrayado- de delitos que, aunque no se producen en un número muy elevado, sí genera un grado de malestar social y de preocupación en la sociedad, por lo que debemos cortar de raíz su crecimiento con políticas educación, prevención y sensibilización”.

Durante el debate de una iniciativa parlamentaria del Grupo Popular relativa a combatir los delitos de odio como nueva forma de violencia en la Comisión de Interior, el portavoz popular ha recordado que “desde diferentes gobiernos se han dado pasos en la línea de ir promoviendo una política de prevención y de detección para poder evitarlas”.

En este sentido, ha destacado los protocolos establecidos por el y el de Asuntos Sociales e Igualdad y los impulsados por las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos.

Por último, ha ensalzado el compromiso de todos los grupos de la Cámara Baja con la prevención y la lucha contra los delitos de odio.