La reunión ha ofrecido la oportunidad de abordar los siguientes asuntos:

Los ministros han intercambiado puntos de vista sobre los combatientes terroristas extranjeros (FTF) situados en campos o centros de detención en Siria y sobre el desafío que supone el anuncio de Estados Unidos de retirar a sus fuerzas de Siria. Es esencial evitar que esos combatientes terroristas sean liberados como consecuencia de la evolución de la situación. Los ministros han analizado varias opciones en relación con la instrucción, juicio y ejecución de las sentencias de estos combatientes terroristas extranjeros. Si bien es competencia de cada Estado qué hacer con ellos, las decisiones que se tomen afectarán al resto de países. Por ello, los ministros han confirmado la necesidad de continuar tratando el asunto y de informar a los demás de la evolución de la situación.

La retirada de contenido ilegal de Internet y, en particular, de las redes sociales fue un asunto tratado en a partir del borrador de Directiva de la UE sobre contenido terrorista y de las experiencias de algunos Estados que ya contaban con legislación al respecto. Los ministros han continuado con este debate sobre el discurso de odio en Internet y la cooperación con los proveedores de servicios. La política de la UE se basa en el “Código de conducta contra el discurso de odio ilegal en la red” y en el seguimiento que realiza . En Alemania, la legislación nacional va significativamente más allá al incluir una obligación legal para el proveedor de retirar rápidamente el contenido ilegal con la posibilidad de imponer sanciones económicas si el proveedor no cumple. En Francia se ha anunciado una normativa en un sentido similar. Los ministros han dado la bienvenida al código de conducta y a las medidas adoptadas por la Comisión Europea, al ser un paso en la dirección correcta, pero también han discutido acerca de la necesidad de diseñar medidas adicionales durante la próxima legislatura europea.

El acceso a los datos de las comunicaciones en Internet -prueba electrónica/e-evidence- se ha convertido en un asunto clave en el Consejo de Ministros de Justicia de la UE. Los jueces y fiscales, así como los proveedores de Internet necesitan una solución legal a fin de regular el acceso, en el contexto de una investigación criminal, a los datos relacionados con las comunicaciones vía, por ejemplo, , Gmail o . Actualmente, se está estudiando un borrador de normativa a nivel de la UE. En este marco, es necesario un acuerdo con Estados Unidos para resolver los conflictos normativos que afectan a los proveedores de Internet y evitar el riesgo de que estos últimos dificulten su cooperación. En última instancia, lo esencial es proteger los datos de los ciudadanos europeos y ofrecer salvaguardas suficientes.

El Grupo Vendôme está formado por los ministros de Justicia de Bélgica, Francia, Alemania, Italia, , España y Países Bajos. Se reunió por primera vez en Paris, en la plaza Vendôme, el 5 de noviembre de 2018, por iniciativa francesa. Su objetivo es contar con un foro ministerial dinámico e informal para debatir, desde la perspectiva de la Justicia, sobre la cooperación transfronteriza en la lucha contra el terrorismo y los crímenes más graves.