Este acuerdo se enmarca en la línea de trabajo del Ministerio, que le ha llevado, en el marco del Diálogo Social en los últimos meses, a buscar consensos en la misma línea con las Comunidades Autónomas en el seno del .

Tanto el Ministerio como los sindicatos se han mostrado favorables a colaborar para que el SNS, en el marco de la Ley General de Sanidad de 1986 y de la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud de 2003 , siga siendo excelente, equitativo y sostenible en el futuro. La base dicha colaboración se sustenta sobre dos principios:

  • Que los ahorros procedentes del establecimiento de medidas de eficiencia de la gestión y de eventuales ingresos adicionales ejecutadas por decisiones del tengan como objetivo político su destino finalista para los servicios públicos de salud
  • Que sea el , Política Social e Igualdad el que lidere la ejecución de las medidas adoptadas, garantizando la permanencia de los derechos adquiridos y el actual nivel de acceso al Sistema.

A partir de esos dos principios, el acuerdo alcanzado hoy prevé poner en marcha distintas medidas en el marco de la concertación social y del espíritu de consenso del Consejo Interterritorial del 18 de marzo de 2010.

Entre esas medidas se pueden citar, en el ámbito de la sostenibilidad, la definición de criterios que permitan incrementar los ingresos para el sistema sanitario y la búsqueda de fórmulas comunes con las CCAA para facilitar el pago de la deuda contraída con los proveedores sanitarios.

En este ámbito de actuación también se apuesta por adoptar políticas comunes en materia farmacéutica que incluyan tanto el control del gasto como el fomento de las estrategias de uso racional de los medicamentos, con especial atención a los pacientes crónicos y polimedicados. Otro aspecto en el que se han mostrado de acuerdo las partes reunidas es en facilitar mecanismos de licitación centralizada para la compra de suministros en el conjunto del SNS.

En el ámbito de la cohesión, los sindicatos se han mostrado satisfechos por la decisión de ayer del Congreso de implantar la plena universalidad y equidad en el acceso a los servicios sanitarios públicos. Del mismo modo, también han mostrado su satisfacción con el real decreto del Gobierno que establece por primera vez garantías de tiempos máximos de espera comunes para todo el SNS.

En esta línea de cohestión también están a favor del establecimiento de un calendario de vacunaciones único para toda España y se han mostrado partidarios de la implantación de la tarjeta sanitaria única, así como a la historia clínica digital común.

En el plano de la calidad del sistema, el Ministerio y los sindicatos han manifestado su acuerdo, entre otras cuestiones, en extender la experiencia obtenida en la elaboración de las Estrategias de Salud del SNS a otras patologías y áreas. También están de acuerdo en potenciar la elaboración, difusión y uso de guías de práctica clínica y protocolos de actuación en el seno de los servicios sanitarios públicos y en reforzar los servicios de atención primaria y de salud mental.

Todos estos puntos, así como otros muchos relacionados con la mejora del funcionamiento de la administración sanitaria, la planificación de los recursos y la generación de empleo de calidad, serán también abordados en el marco de la Mesa de Diálogo Social Reforzado sobre Sanidad.

Mesa sectorial

, en la que representantes de las administraciones y de los sindicatos negociarán los contenidos de la normativa básica relativa al personal del Sistema Nacional de Salud, será convocada en la primera semana del próximo mes de septiembre.