Desde que se tuvo conocimiento de la detención, el gobierno, a través de nuestra Embajada en Caracas, está haciendo todas las gestiones necesarias para lograr su liberación a la mayor brevedad.

El Gobierno exige a las autoridades competentes su inmediata puesta en libertad.

El Ejecutivo requiere nuevamente a las autoridades venezolanas el respeto del Estado de Derecho, los derechos humanos y las libertades fundamentales, de las que la libertad de prensa es un elemento central.