La actividad del arrestado se desarrollaba fundamentalmente a través de Internet y redes sociales, consistiendo en la publicación de vídeos, soflamas y escritos de apoyo a DAESH. Los círculos y ambientes en los que realizaba su actividad favorecían su labor de captación sobre personas susceptibles de exclusión social.

Desde 2015, año en el que el elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA-4), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a un total de 171 terroristas yihadistas.

El Ministerio del Interior recuerda que, a través de la iniciativa STOP RADICALISMOS, los ciudadanos pueden colaborar a través de una serie de canales a su disposición para que, de forma confidencial y segura, notifiquen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad aquellos posibles casos de radicalización en su entorno a través de la página web www.stop-radicalismos.es , la aplicación móvil de alertas de seguridad ciudadana Alertcops y el teléfono gratuito 900 822 066.