​A esta reunión han asistido los máximos representantes de las Policías de , España, , , , , y , que han ratificado la necesidad de intensificar la cooperación para hacer frente al terrorismo, el crimen organizado, la ciberdelincuencia y el tráfico de seres humanos. Una reunión que ha contado con ponencias de representantes de , la contra la Droga y el Delito (UNODC) y la (FRONTEX).

Tras este primer encuentro, los asistentes han firmado una Declaración conjunta para ofrecer una respuesta firme y eficaz para combatir las manifestaciones más graves de criminalidad. Además, los máximos responsables policiales de estos países se han comprometido a mantener una reunión anual para seguir estableciendo estrategias conjuntas de actuación.

Planes contra el terrorismo, patrullas mixtas, formación conjunta

En su Declaración, los directores de Policía han acordado impulasr su lucha común contra el terrorismo y acordado trabajar conjuntamente para la identificación de “foreign terrorist fighters” y promover planes de acción conjuntos para la prevención e investigación de los modus operandi y el control de las armas. Además, se potenciarán medidas policiales que están ya aportando excelentes resultados para hacer frente a la criminalidad internacional, como las investigaciones conjuntas, los centros de cooperación y coordinación policial, y las patrullas mixtas. Los directores han asegurado que deben continuar profundizando en este tipo de cooperación operativa, así como establecer medidas para el control de blanqueo de los beneficios ilícitos obtenidos por las actividades del crimen organizado y en el intercambio de información y experiencias para luchar contra las mafias.

Tras este encuentro, se ha acordado también establecer mecanismos de cooperación más eficaces en la lucha contra la inmigración ilegal y la trata de seres humanos incluyendo despliegues y operaciones conjuntas, la elaboración de inteligencia sobre las redes, las rutas y los medios utilizados para la trata de seres humanos, la formación técnica de los agentes responsables de las fronteras, el intercambio de información en materia de documentos de identidad y de viaje, la cooperación con los países de origen y la identificación y repatriación de quienes entren ilegalmente.

Frente a la ciberdelincuencia, los máximos responsables han manifestado su intención de fomentar el intercambio de experiencias entre las unidades especializadas, proyectos de formación específicos y una cooperación reforzada en el ámbito de instituciones internacionales como Interpol.

Finalmente se ha acordado reforzar la cooperación en materia de formación policial mediante el intercambio de alumnos y profesores, la puesta en marcha de cursos específicos y el establecimiento de una red de centros de formación entre nuestros países. Además se buscará la implicación de las instituciones de en los proyectos de cooperación policial operativa, tecnológica y de formación que se impulsen en el marco regional del Mediterráneo Occidental.