El Jurado ha decidido otorgar el Premio a Eduardo Hernán ‘Hervi’ por “su trayectoria de más de medio siglo, su contribución a la difusión de la cultura a través del humor gráfico; por su genio creativo y artístico, su versatilidad productiva reflejando en su obra todos los aspectos de la realidad de su país, Chile, y del resto del mundo. Por ser un artista de probada trascendencia y repercusión en medios periodísticos”.

El Premio Iberoamericano de Humor Gráfico Quevedos busca distinguir la trayectoria profesional de aquellos humoristas gráficos de la comunidad iberoamericana cuya obra haya tenido una especial significación social y artística, contribuyendo de esta manera a la difusión y reconocimiento de este campo de la cultura. Está dotado con 30.000 euros.

Biografía

Nacido en de Chile (1943), Eduardo Hernán Vidal cursó estudios de arquitectura en la . Desde 1958 trabajó como dibujante e ilustrador en diarios y revistas chilenas como , La Voz, Ercilla, La Bicicleta, además de en El Jueves (España) o Paparazzi (Suecia). Fundador de las revistas de historietas Rakatán, La Chiva, La Firme, El Humanoide, Benjamín o Cuprito.

Ha participado en numerosos seminarios sobre humor gráfico e historietas internacionales y ha realizado exposiciones de sus trabajos en España, Costa Rica, EE. UU., Alemania, , Suecia y Argentina.

Ha publicado Nones (1988), Peucomán (1995), El Pequeño Corrupto Ilustrado (2003), Chao no más (2006), Supercifuentes (2008) y ¡Ay Tierra! (2010).

Jurado

El jurado ha estado formado por , subdirectora general del Libro, la Lectura y las Letras Españolas; Cristina del Moral, de la para el Desarrollo; Tomás Gallego, director del Instituto del Humor de la Fundación General de la ; y seis expertos en humor gráfico de reconocido prestigio en el campo de la cultura y los medios de comunicación: y Toni Giralt, designados por el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, en su calidad de presidente de la para el Desarrollo; Enrique Bordes y , por el secretario de Estado de Cultura; Natalia Meléndez, por el rector de la Universidad de Alcalá; y Josep María Cadena, por la directora general de la .